En el primer intervalo de un debate lleno de acusaciones, en el que Mauricio Macri y Alberto Fernández no ahorraron chicanas, el clima se puso tenso cuando, según testigos, el candidato del Frente de Todos y el Presidente se cruzaron tras bambalinas.

Durante el bloque "Empleo, Producción e Infraestructura" Macri desafió a Fernández por la corrupción kirchnerista y afirmó que era "difícil de creer" que "no vio nada" mientras era jefe de Gabinete. Mencionó los negocios de Lázaro Báez, Daniel Muñoz, Antonini Wilson y José López.

En su exposición, Fernández le retrucó: "Usted se pregunta cómo yo en mis años de Gabinete no vi la corrupción de la obra pública. ¿Y usted, en el clan Macri, no vio la corrupción de la obra pública, Presidente? ¿No vio lo que pasaba en su familia? Después nos contó, cuando su padre murió, que su padre era el responsable. Presidente, hablemos en serio, a mí no me va a correr".

La televisión no lo mostró, porque se había acordado que sólo podía enfocar al candidato que tenía la palabra, pero Macri, que hasta entonces seguía lo que decían los demás sentado y había estado muy tranquilo, cómodo y firme, se puso de pie y cruzó los brazos, molesto, enojado.

"Es de muy mal gusto citar a una persona que ya no está en este mundo y que no se pude defender", contestó Macri, afectado.

Pero el enfrentamiento no terminó ahí. Cuando se pasó a un intervalo de 12 minutos y los candidatos salieron del escenario, Macri volvió a recriminarle por la referencia a su padre.

Así habría sido el diálogo, de acuerdo a los testigos:

No me pareció de buen gusto tu comentario. No podés agarrártela con alguien que no se puede defender—, planteó Macri.
Qué te haces el ofendido si fuiste vos el que dijo que tu papá era un corrupto. Sos un inmoral—, le contestó Fernández. También le habría dicho "mentiroso".

El candidato del Frente de Todos hizo referencia a los dichos de Macri una semana después de que su padre haya muerto, en marzo de este año. Franco Macri, ex titular del grupo Socma, había sido citado a indagatoria en el marco de la causa abierta por las fotocopias de los "cuadernos" del chofer Oscar Centeno, en el que se detallan supuestos pagos de coimas en obras públicas durante los gobiernos kirchneristas.

El padre del Presidente tenía problemas de salud y no llegó a presentarse ante la justicia. Pero poco después, tras su fallecimiento, el propio Presidente reconoció que su padre "formaba parte de un sistema extorsivo del kirchnerismo, en el que para trabajar había que pagar". "Lo que hizo mi padre era un delito", admitió.

Ya antes Macri había responsabilizado a su padre por una acusación en su contra. Fue en abril de 2016, tras conocerse mundialmente el caso Panamá Papers, cuando Presidencia de la Nación emitió un comunicado en el que aseguró que el Presidente "nunca tuvo" una participación en una empresa en un paraíso fiscal.

Macri atribuyó la sociedad a su padre, Franco y explicó que la armó con el objetivo de invertir en Brasil con su empresa Pago Fácil. "Hay otros que usan paraísos fiscales para esconder dinero logrado de forma malhabida", añadió.

La causa pasó por la justicia, pero los camaristas Martín Irurzun y Eduardo Farah confirmaron la decisión del juez federal Sebastián Casanello, quien resolvió enviarla al fuero penal económico para que se investigue si hubo una eventual "evasión tributaria", al descartar el delito de "lavado de activos".

Ver más productos

Macri planea resolver la transición por decreto

Macri planea resolver la transición por decreto

El Vaticano contra “la manipulación de la religión”

El Vaticano contra “la manipulación de la religión”

Ver más productos