El presidente Alberto Fernández afirmó esta tarde que el proyecto de reforma judicial busca crear 23 nuevos tribunales y apunta a terminar con la Justicia que actúa "en función del clima político". "Buscamos superar que el poder decisorio se concentre en un reducido número de magistrados", lanzó en medio de críticas a la gestión del ex mandatario Mauricio Macri en la materia y a sectores de Comodoro Py.

Así lo pronunció, al presentar desde la Casa Rosada el proyecto de ley de Reforma de la Justicia, que unificará y duplicará los juzgados federales y designará un consejo de notables para que asesore al Poder Ejecutivo sobre el funcionamiento del sistema

En este sentido, advirtió sobre la necesidad de que "nunca más" exista "una política que judicializa los disensos", y aseguró que sin un sistema de justicia "independiente del poder político, no hay república y democracia".

El mandatario subrayó que esa ampliación se hará a través de la fusión de los fueros Federal y Penal y Económico y que "ha tenido en cuenta la necesidad de adecuar la labor a la necesidad que deriva de la puesta en marcha del sistema acusatorio".

"De esta manera buscamos superar que el poder decisorio se concentre en un reducido número de magistrados, que tienen la capacidad de decidir en casi la totalidad de las causas con relevancia institucional y por lo tanto mediática", agregó.
 

Qué cambios introduce la Reforma Judicial:

El proyecto consiste, por un lado, en la fusión de los fueros Federal y Penal y Económico, y por otro en la creación de un Consejo Consultivo compuesto por once "juristas de reconocimiento indiscutido", que tendrá la "tarea de repensar el funcionamiento del Poder Judicial y del Ministerio Público".

Las críticas al gobierno de Mauricio Macri

Fernández apuntó al gobierno de Macri y sostuvo que en esos cuatro años "el cuestionamiento a jueces que se mostraron independientes se volvió cotidiano". 

"La arbitrariedad procesal fue ganando terreno en desmedro de las normas", subrayó el jefe de Estado, al tiempo que aseguró que "se abrieron camino doctrinas" sobre las prisiones preventivas que conformaron un "sistema de penas anticipadas", por los que "el principio de inocencia y de defensa fueron vulnerados".

A la vez, dijo que el proyecto busca dejar atrás "la manipulación de los tiempos procesales" que realizan muchos jueces y la "Justicia pendular".

 "Hay una manipulación de los tiempos procesales, impulsándolos o deteniéndolos en función del clima político imperante, lo que se denomina Justicia pendular", planteó el mandatario. Sobre el Consejo consultivo, explicó: "Deberá elevar propuestas concretas sobre una mejora en la administración de justicia".

El proyecto que enviará al Senado se denomina "ley de Organización y Competencia de la Justicia Federal, y creación del Consejo Consultivo".

El mandatario nacional presentó la iniciativa junto al equipo de juristas que lo asesorará, a la ministra de Justicia, Marcela Losardo; al jefe de Gabinete, Santiago Cafiero; a la vicepresidenta de la Corte Suprea, Elena Highton; y al titular de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, entre otros.

El discurso completo: