Enviada especial de Grupo Crónica a Francia

La tercera y última parada europea del presidente Alberto Fernández arrancará con una invitación a la prestigiosa universidad de La Soborna de París. Al mismo tiempo, llegará desde Buenos Aires llegará la cifra de inflación de abril y aquí, ejerciendo su rol en la CELAC, el Estado argentino trae una propuesta para detener el alza de precios global que está causando la guerra en Ucrania y que daña, principalmente, a países en desarrollo. Mañana, será recibido por su par francés, Emmanuel Macron.

El vuelo chárter de Aerolineas Argentinas aterrizó a las 7am (hora local) en Francia. El recibimiento oficial contó con todas las clásicas medidas de seguridad para jefes de Estado.

La primera actividad será en La Soborne. Allí Fernández recibirá una medalla de reconocimiento a los Presidentes. Almorzará con el rector y con miembros del comité académico. Finalmente, hará una recorrida por el emblemático instituto universitario.

Se sabe que Fernández tendrá a lo largo del día la atención puesta también en la Argentina, adonde el Indec dará a conocer el promedio oficial de inflación del mes de abril. La medición del Índice de Precios al Consumidor dio 6,7% en marzo y el ministro de Economía, Martín Guzmán, ya adelantó que la cifra de hoy será apenas menor.

Para Alberto, "es claro que la inflación es el peor problema que tenemos", según analizó junto a un miembro de la comitiva. El funcionario le contó a Grupo Crónica que uno de los objetivos del Presidente en Europa es hacerle saber a los líderes europeos (ya lo hizo con su par español, Pedro Sánchez, y el canciller alemán, Olaf Scholz) que transmitan la necesidad global de ayudar a "terminar con el conflicto bélico entre Rusia y Ucrania" que tiene consecuencias económicas muy dañinas para los países en desarrollo como la Argentina.

Casi dos puntos del 6,7% del alza de precios de marzo se explicaron por el impacto del conflicto bélico y de las sanciones económicas a Rusia. A Fernández también le preocupa que la única solución que encuentra el mundo sea subir las tasas de interés de los bancos centrales de los países, porque eso genera recesión que golpea más a los países vulnerables al alza de los precios.

Según pudo saber Grupo Crónica la propuesta que trajo a Europa el mandatario argentino, ejerciendo su rol en la CELAC, es una alternativa a la suba de tasas. "La propuesta a los países del Norte es coordinar una política sobre bancos centrales de financiamiento" para aliviar el impacto, contó ayer el canciller Santiago Cafiero en Berlín a este medio.

De esto y otros asuntos claves, como el energético, hablará mañana al mediodía parisino con su par francés, Emmanuel Macron, quien acaba de ser reelecto.