Con piropos al gobernador de Formosa Gildo Insfrán, y fuertes definicioness sobre sus intenciones como presidente, Alberto Fernández retomó esta tarde su agenda por el interior del país con una visita a la capital provincial, en donde afirmó que espera que una vez superada la pandemia, "la economía empiece a funcionar a toda velocidad" y aseguró que su deseo no sólo es impulsar la actividad, sino "diseñar un país más justo".

"No pienso en la velocidad con la que se reactiva la economía, sino en cómo se hace un país más justo", señaló el mandatario en un acto que encabeza en Formosa, junto con Insfrán.

En una conferencia de prensa posterior al acto, el jefe de Estado subrayó que, "cuando uno mira la recaudación y ve que el mayor ingreso es por el impuesto al consumo, que lo paga el pobre y el rico, es una injusticia".

"Discutamos todo. Como muchos otros, cuando veo la parte de Impuesto a las Ganancias que aportan los que viven de un sueldo, digo esto está mal, y hay que corregirlo. No busquemos culpables. Está mal y hay que corregirlo", remarcó el mandatario.

Al postular la necesidad de una reforma tributaria que abarque a la ley de coparticipación federal, hizo referencia - aunque sin mencionarlos- a los proyectos para que el Estado pueda tomar participación accionaria en empresas que reciban ayuda estatal y a la tasa a las riquezas, surgidas desde el Frente de Todos, y aclaró que el Gobierno no busca "perseguir a nadie, ni castigar a los ricos, ni esas ideas locas" de que el Estado se quede con las empresas.

En ese contexto, destacó: "Tenemos una gran oportunidad de diseñar un nuevo país, más justo, en el que todos tengan más oportunidades y que las instituciones funcionen como corresponde". Y agregó: "Tenemos la oportunidad de revisar todo porque la economía del mundo se dio vuelta. Está todo dado vuelta. No perdamos la oportunidad de escribir un sistema más justo".

"Un gran ser humano"

Al hablar sobre su anfitrión, el Presidente aseguró que "la mayor obsesión" del gobernador Insfrán "es que sus coprovincianos vivan mejor", y lo destacó como "un buen político" y además "un gran ser humano".

"Si durante cuatro años alguien se olvidó de Formosa, este 28 de mayo venimos con Gildo a poner de pie a Formosa. Lo conozco a Gildo en su dimensión política, pero también en su dimensión humana. Todos abrazamos la política porque nos interesa ver cómo el ser humano vive mejor", remarcó Fernández, durante su visita a la provincia.

Y agregó: "La mayor obsesión de Gildo es que sus coprovincianos vivan cada vez mejor. Eso no habla de un buen político, que lo es, habla de su gran condición humana".

En materia política, Fernández se comprometió a trabajar para darle a Formosa “todo lo que no le dieron en estos años porque los formoseños merecen ser atendidos como cualquier argentino que viva en cualquier rincón de la república”, dijo al tiempo que se manifestó feliz de estar en la provincia hasta donde llegó junto a la primera dama Fabiola Yañez.

Obras en Formosa

El mandatario encabezó la puesta en marcha del Hospital Interdistrital Evita para pacientes con casos graves de coronavirus (Covid-19), donde fue recibido por las autoridades de la institución, y con quienes realizó una recorrida por las instalaciones. 

Se trasladó luego a pie hacia el Hospital Odontológico y se comprometió a la reactivación de obras paralizadas, además de proyectos nuevos en la provincia por un total de 10.127 millones de pesos. 

El día después de la cuarentena

El mandatario destacó: “Cuando nosotros hablamos de la cuarentena lo hacemos sólo pensando en la salud de la gente. El día después de la pandemia y de tanto malestar vamos a estar de pie, produciendo y haciendo crecer a la Argentina”.

“Tenemos proyectos para salir de la cuarentena y hemos tomado las medidas sanitarias para que no llegue el virus a la provincia, pero si llegara estamos preparados para frenarlo”, destacó.