El presidente Alberto Fernández fue invitado a participar de la cumbre del G7, el grupo de las principales potencias económicas integrado por Alemania, Canadá, Estados Unidos, Francia, Italia, Japón y Reino Unido. Como el anfitrión es el país gobernado por Frank-Walter Steinmeier, se realizará en la ciudad germánica de Elmau, en los Alpes Bávaros.

En una cargada agenda internacional que Fernández está llevando a cabo, Argentina es uno de los países invitados -el único sudamericano- al evento internacional que llevará adelante entre este domingo 26 de junio y el martes 28. El canciller alemán, Olaf Scholz, invitó personalmente a Alberto en mayo, cuando mantuvieron una reunión bilateral en el marco de la gira europea del mandatario argentino. 

También recibieron invitación India, Indonesia, Sudáfrica, Senegal y Ucrania, cuyo jefe de Estado, Volodímir Zelenski, participará de manera virtual, en el marco de la guerra que se desarrolla en su territorio a manos de la Rusia de Vladímir Putin. Este será uno de los temas a tratar, no solo en cuestión humanitaria sino también con respecto al impacto económico a nivel internacional, incluido el hemisferio sur. 

Fernández continúa la búsqueda de apoyo internacional para la Argentina, tras haberse presentado en la XIV Cumbre de Jefes de Estado del BRICS, integrado por Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica. Allí, aseguró explícitamente que el país aspira a ser "miembro pleno" del grupo.

Ejes para la cumbre del G7

Si bien no hay versiones oficiales, se cree que el presidente hará hincapié en alimentos y energía. Similar a su planteo en el BRICS, Alberto se referirá al posicionamiento de Argentina ante el mundo como nación proveedora en ambas materias. 

Su agenda internacional está integrada por reuniones bilaterales con distintos diplomáticos y funcionarios. Como el mismo Scholz, quien lo invitó a un almuerzo y a una cena junto al resto de los mandatorios. También mantendrá un encuentro con la presidenta de la Comisión Europea, Ursula Von Der Leyen y, por otro lado, con el primer ministro de India, Narendra Modi

El encuentro con Modi se realizará luego de que el ministro de Relaciones Exteriores, Santiago Cafiero, visitara India en orden de "robustecer la agenda del sur global" y se estima que Fernández retomará ese tema con eje en el comercio bilateral, ya que ambos países son grandes productores de alimentos. 

En tanto, la agenda climática y la guerra en Ucrania serán otros dos temas fuertes a plantear a lo largo de la visita a Alemania. Especialmente, por el impacto especialmente económico que distintos líderes mundiales, incluido Alberto, denuncian que generó. 

Por último, el rol del jefe de Estado argentino como único país sudamericano invitado lo ubicará en un lugar de representante de la región. En ese sentido, alzará "la voz de Latinoamérica" y ratificará que Argentina es un "proveedor estable y seguro de alimentos, que tiene todo para serlo también en materia de energía", confirmaron a Télam fuentes de Cancillería.