El presidente Alberto Fernández pidió "no andar persiguiendo diputados" tras el escrache de militantes en contra la legalización del aborto que se concentraron frente al domicilio del diputado Facundo Suárez Lastra para presionarlo tras manifestar su postura a favor de la iniciativa.

"Necesitamos tener una discusión mas sana", advirtió el mandatario sobre el proyecto de ley enviado la semana pasada desde el Ejecutivo que busca regular la interrupción voluntaria del embarazo y en ese sentido, consideró que el debate ya no debe ser "filosófico, moral o religioso ya que el aborto no sea punible y sea legal no quiere decir que sea obligatorio".

El jefe de Estado subrayó que a "la mujer que crea que no corresponde abortar, nosotros le damos todas las herramientas también para que tenga su hijo y sea feliz con su hijo. Yo lo que busco es un debate más serio, porque el problema sigue sin resolverse".

"La verdadera discusión es si el aborto se seguirá haciendo en la clandestinidad o en un hospital público con la atención sanitaria que corresponde", agregó en tanto que, próximo al inicio del tratamiento de la normativa que en 2018 abrió un debate masivo en la sociedad argentina y radicalizó posturas tanto a favor como en contra, pidió "no empezar con eso de andar persiguiendo diputados como sucedió con Suárez Lastra".

Este domingo, una docena de personas autodenominadas "provida" se concentraron en la puerta de la casa del exintendente porteño de la UCR y actual legislador de Juntos por el Cambio con banderas, carteles y bombos para escracharlo por mostrarse públicamente en pos de aprobar la iniciativa.

"Durante 2 horas un grupo pequeño, que agredió a algunos vecinos, se manifestó frente a mi domicilio. El debate q llevamos adelante por la IVE en el Congreso y en la calle hasta ahora siempre ha sido pacífico y respetuoso. Repudio el escrache y la violencia", señaló el legislador en su cuenta de Twitter.

Cuestión de "salud pública"

 

Fernández destacó que "la punición del aborto en términos de salud pública sólo expone a la mujer a un riesgo para su salud muy grande".

En ese sentido, destacó que "genera una enorme desigualdad, porque la mujer que puede pagarlo se garantiza un aborto seguro y la que no, se somete a sistemas de aborto que en términos sanitarios son muy riesgosos".

"El problema del aborto no está vinculado a la conciencia individual de cada uno, ni a la religión ni a la moral propia porque es un problema de salud pública", agregó.

Telam, Ciudad de Buenos Aires, 18 de noiembre de 2020: Centenares de manifestantes comenzaron a congregarse esta tarde frente al Congreso para participar de un pañuelazo a favor del proyecto de Ley para la interrupción legal del embarazo, en una plaza dividida por un cordón policial que del otro lado tiene un grupo de activistas en contra de la iniciativa, quienes quemaron un pañuelo verde.Foto: Víctor Carreira/mcl/Telam
En 2018 el proyecto de interrupción voluntaria del aborto provocó un debate masivo Foto: Télam


Puntualizó Fernández que "la principal causa de muerte por maternidad es el aborto y yo eso debo evitarlo. Y esto no lo digo ahora, lo digo hace muchos años. Está clara la insuficiencia de la norma, porque lo único que ha promovido es que el aborto se haga clandestinamente con más riesgo para la vida de la mujer, pero no que el aborto no se haga".

"La diferencia con lo que ocurrió en el año 2018 es que esta vez es el Poder Ejecutivo de la Nación el que está promoviendo esta norma. Y lo hago absolutamente convencido de que es el modo de preservar la salud pública de las mujeres", abundó.

Cuándo comenzará a tratarse la IVE en el Congreso

 

La Cámara de Diputados comenzará a tratar en los próximos días el proyecto enviado por el Ejecutivo que establece, como punto más importante, que cualquier mujer, niña o persona gestante puede solicitar una Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE) por un plazo máximo de 14 semanas de gestación y detalla que pasado ese período, aún se podrá pedir la intervención en caso de embarazo provocado por violación con una declaración jurada pertinente (que no es necesaria en menores de 13 años), o si estuviere en peligro la vida o la salud integral de la persona gestante.

El presidente de la Cámara baja, Sergio Massa, convocará a un grupo de diputadas "verdes" y "celestes" para organizar el debate de la iniciativa. La principal tarea que tendrán por delante será definir a qué comisiones se girará la iniciativa y el tiempo de tratamiento