El presidente Alberto Fernández ratificó este viernes la intervención de firma agroexportadora  Vicentin y la continuidad del proyecto que busca su expropiación. “Ellos proponen que el Estado ingrese a la empresa sin expropiación, pero eso supone un acuerdo con empresarios que están muy salpicados", subrayó el mandatario. 

Tras haber efectivizado el ingreso del subinterventor Luciano Zarich a la sede de la empresa en la localidad santafesina de Avellaneda, Fernández volvió a referirse al proceso de expropiación anunciado el lunes, y aseguró: "Es la herramienta para poder rescatar la empresa, no hay otro modo”.

En diálogo con Cynthia García, el mandatario brindó detalles del encuentro que mantuvo en Olivos con los directivos de la compañía, y afirmó que la postura del CEO de la cerealera, Sergio Nardelli, es alcanzar una alternativa "poco transparente".

“Ellos proponen que el Estado ingrese a la empresa sin expropiación. Lo que pasa es que eso supone un acuerdo con empresarios que están muy salpicados; es muy poco transparente”, advirtió el Presidente.

“Ellos saben que no tienen aire y que solo el Estado puede socorrerlos. Pero quieren acordar con el Estado porque temen que después de una expropiación queden débiles frente a las acusaciones que existen por sus manejos”, anticipó Fernández, en relación a la causa judicial que investiga los desmanejos financieros de los directivos, con su punto más álgido tras detectar aportes de campaña a Cambiemos, luego de haber obtenido un préstamo del Banco Nación por $18.500 millones.

El encuentro de este jueves fue encabezado por Fernández; quien recibió Nardelli y al gobernador de Santa Fe, Omar Perotti, quien ofició de interlocutor. Además contó con la participación del ministro de Producción, Matías Kulfas; el ministro de Agricultura, Luis Basterra; y la secretaria Legal y Técnica, Vilma Ibarra.

Tras la reunión, el jefe de Estado ratificó que avanzará en la intervención de la agroexportadora. 

En tanto, este viernes Gabriel Delgado y Luciano Zarich (interventor y subinterventor designados por la Casa Rosada, respectivamente) harán lo propio con directivos de  Vicentin y e YPF. 

Por su parte, el gobernador santafesino resaltó que "el objetivo central es el rescate" de la empresa, que acumula deudas en Argentina y el exterior por USD1.300 millones. "Si aparecen alternativas superadoras, se verán", añadió el funcionario.