Luego del anuncio del acuerdo alcanzado con los bonistas extranjeros para el canje de deuda, el presidente Alberto Fernández encabeza desde la Residencia de Olivos el relanzamiento del plan Procrear, que tendrá líneas de créditos para la construcción, ampliación y refacción de viviendas con el objetivo de reactivar la actividad y reducir el déficit habitacional.

Para lo que resta de 2020, el Gobierno nacional prevé una inversión de 25 mil millones de pesos que se distribuirán en las nueve líneas de créditos con las que contará el programa.

"Hoy es un día especial, no de felicidad, es un día más de tranquilidad, donde sentimos que avanzamos de muchos modos", sostuvo el Presidente durante el encuentro virtual. "El mejor tiempo es el que podemos construir a partir de hoy, pero está claro que hubo un tiempo pasado que fue mejor y que puso el Procrear en marcha. Ahí quiero destacar lo que el gobierno de Cristina (Kirchner) hizo, porque permitió acceder a la vivienda a muchos y muchas argentinas, con un fuerte impulso del Estado nacional", celebró.

Fernández señaló que quedan "alrededor de 10 mil viviendas que desde aquel entonces quedaron sin terminar y sin entregar". "Son esas cosas que te hacen pensar cómo pudo haber pasado esto, sabiendo del déficit habitacional que hay en la Argentina", lamentó.

Una pregunta que siempre rondaba, sostuvo el mandatario, era "¿Cómo podemos hacer para que el Procrear funcione como funcionaba con Cristina?", pero "siempre aparecía el impedimento de la deuda, cómo hacemos para sortear los problemas de la deuda y podamos contar con los recursos necesarios para poner en marcha un plan tan vigoroso como fue el Procrear en los últimos años de la presidencia de Cristina".

"Resulta que esta presentación del Procrear estaba pensada desde antes que conociéramos que pudimos alcanzar un acuerdo con los bonistas, acreedores que en su momento creyeran en la Argentina y la realidad hizo que la Argentina encontrara en un momento dificultades para pagarla. Fue una deuda cuantiosa que nos abrumó a todos. No sabíamos si seríamos capaces de encontrar una respuesta, aunque estábamos seguros de los límites que nos habíamos impuesto para encontrar una respuesta a ese problema", analizó el Presidente.

En este sentido, relató: "Un día lo invité a Martín Guzmán a que se venga a Argentina a ayudarme. Le dije 'Mirá, tenemos que arreglar el problema de una deuda que se ha tomado en gran cantidad, mucho dinero, y debemos pagarla en muy poco tiempo. Nosotros eso no podemos hacerlo y no podemos poner en riesgo a los argentinos. No puede ser que por esa deuda posterguemos una vez más las necesidades de los argentinos".

"Veníamos de dos años de caída de la economía, de 25 mil empresas cerradas, de un desempleo creciente, de una pobreza que rozaba el 40%. Martín interpretó mejor que nadie el objetivo, e ideó una estrategia que fue muy exitosa. Hoy con tranquilidad podemos decir que el objetivo que nos fijamos lo hemos logrado", enfatizó.

Fernández destacó que el acuerdo "para la Argentina significan 37.700 millones de dólares menos que deberemos pagar en los próximos 10 años", y teniendo en cuenta "lo que la Argentina se había comprometido a pagar en los próximos 5 años", son "42.500 millones de dólares" menos.

"Esto significa que hemos recuperado autonomía para poder destinar recursos para que muchos argentinos puedan tener su vivienda; para que muchos empresarios puedan acceder al crédito e impulsar la producción en argentina; para que impulsando la economía podamos recuperar el empleo. Hemos recuperado autonomía de decisión y de definir qué país queremos", afirmó.

El relanzamiento del Procrear en este marco implica que "esas viviendas lleguen a los que hoy las están necesitando y que el crédito no esté ligado a la variación del dólar ni al ingreso de cada familia".

"Les dijimos a los argentinos que íbamos a poner poco a poco al país de pie, y la deuda, que era un enorme condicionante que teníamos, no nos iba a impedir lograr el proceso de desarrollo y contar con los recursos necesarios para que el desarrollo se vuelque no a la especulación sino a la producción y al trabajo. Y lo estamos logrando. No lo lograron Alberto y Martín, lo logramos todos", expresó.

En este sentido, sostuvo que su gobierno está "dando muestras de que las cosas se pueden hacer de otra manera". "Creanme, mi mayor satisfacción es que con el acuerdo logrado con los bonistas y con el lanzamiento el mismo día, casualmente, del maravilloso programa que Cristina creó y llamó Procrear, es un formidable símbolo de lo que la Argentina debe hacer en el futuro", resaltó.

Desde la Quinta Presidencial, la Ministra de Desarrollo Territorial y Hábitat, María Eugenia Bielsa, destacó que en este relanzamiento de Procrear regresa el esquema de crédito hipotecario, y el nuevo esquema de créditos personales, "que nos permitirán tomar posibilides de acceder a viviendas".

"Nos preocupa mucho no sólo el problema cuantitativo de la vivienda, sino también el problema cualitativo. Estos créditos están destinado no sólo a propietarios sino también a inquilinos, que puede mejorar la calidad de su viviendo con una tasa fija muy razonable de 44%" para poder hacer refacciones o hacer ampliaciones, por ejemplo. Se trata de necesidades que el Gobierno fue "recogiendo durante estos meses, pero que se pusieron mucho más explícitas a partir de la pandemia".

Los créditos hipotecarios tienen "montos variables según las líneas", pero "vuelven aquellas líneas históricas tan demandadas" como "lotes con servicio, construcción de vivienda individual, desarrollos urbanísticas, lo que tiene que ver con ampliación de viviendas existentes, sean o no del programa Procrear, pero también una nueva línea de desarrollos habitacionales, es decir, posibilidades de hacer acuerdos entre sindicatos, mutuales y organizaciones profesionales para articular el acceso a un lote servido con construcciones de viviendas de entre 60 y 20 unidades, destinadas a sectores Pyme".

"Otra tarea importante es que estamos abocados a terminar los desarrollos urbanísticos que quedaron congelados durante la gestión anterior", resaltó. Hoy se publicará la licitación de una serie de viviendas en San Martín (Buenos Aires), Roque Sáenz Peña (Chaco) y Río Gallegos (Santa Cruz).

Por otra parte, destacó que su enfoque de ligar el "derecho a la vivienda con el derecho al trabajo". "Hoy más que nunca está muy ligado a la capacidad de la industria de la construcción para poder rápidamente motorizar la economía", explicó. Según aseguró, el programa va a "movilizar alrededor de 218 mil empleos directos y 184 mil indirectos".

La titular de Anses, María Fernanda Raverta, también desde la Quinta de Olivos, manifestó que relanzar este programa "es una oportundad muy importante para acercarnos a los argentinos y argentinas", y que permite "acceder al sueño de la casa propia, a tener un lugar donde ver crecer a nuestros hijos e hijas".

Raverta destacó que el Gobierno tiene la visión de "atravesar esta crisis sabiendo que durante la pandemia discutimos la post pandemia, y que después de la pandemia va a haber un tiempo de trabajo y producción para que los argentinos y argentinas podamos vivir mejor". "Este enorme desafío que tenemos se expresa en la metáfora de relanzar el Procrear. Si algo aprendimos durante los últimos cuatro años es que nadie se salva solo, que la salida es colectiva, y el Estado tiene un rol fundamental para garantizar esa salida", sostuvo.

"Por eso, además de atravesar este tiempo con programas como el Ingreso Familiar de Emergencia, que asistió económicamente a más de 9 millones de argentinos y argentinas, el ATP con los salarios que se pudieron garantizar desde ahí y que las empresas puedan sortear este momento, con las becas para trabajadores de la cultura", enumeró. "Nadie se salva solo, es con el Estado, con un Gobierno que se hace cargo de estar muy cerca y de manera muy inteligente de las necesidades del pueblo", subrayó.

Los puntos más importantes del Procrear

Dentro del relanzamiento del Procrear se buscará construir unas 14.000 viviendas entre 2020 y 2021 y se implementará a nivel nacional, en tanto que además de promover la construcción de viviendas, contará con beneficios para refacción y ampliación.

Además habrá una nueva línea de desarrollos habitacionales que permitirá construir edificios de viviendas multifamiliares de escala intermedia entre la construcción individual y el desarrollo urbanístico.  Es un programa pensado para que sea más rápido en su inicio, ejecución y final que un desarrollo urbanístico y los edificios serán de hasta 80 unidades.

Desde hoy se abren dos líneas del programa, que son las destinadas a las reformas. Se trata de microcréditos de $50.000 para pequeñas mejoras, tanto para propietarios como para inquilinos, y otros de $100.000, $250.000 y $500.000 para refacciones.