El presidente Alberto Fernández, vuelve a apostar por la agenda con los goberandores, y mantuvo este sábado desde la quinta de Olivos una videoconferencia con los gobernadores de las provincias donde se dieron los mayores focos de contagio por coronavirus.

Entre los convocados por el mandatario, se ecuentra el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodriguez Larreta; el gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof; el de Córdoba, Juan Schiaretti; de Chaco, Jorge Capitanich; y de Río Negro, Arabela Carreras.

La reunión se produce horas antes de que Fernández oficalice una nueva extensión del aislamiento social, preventivo y obligatorio hasta el 8 de junio , y que se empezará a ser efectivo desde este próximo lunes.


"Durante la reunión el Presidente escuchó el estado de situación y la realidad de cada distrito y se destacó el avance del Plan Detectar", informaron fuentes oficiales de la Presidencia, en tanto que detalló que el mandatario adelantó algunas de las medidas que se anunciarán esta noche durante el comunicado oficial. 

 

Por su parte, los gobernadores destacaron la "coordinación permanente" con el gobierno nacional y entre los distritos; y resaltaron que "gracias al tiempo ganado la pandemia nos encuentra muy preparados para esta etapa donde los casos de contagios están aumentando".

El Presidente estuvo acompañado por el jefe de Gabinete Santiago Cafiero; el ministro del Interior, Eduardo de Pedro; el secretario General de la Presidencia, Julio Vitobello y la secretaria de Salud, Carla Vizzotti.

En tanto, este sábado a partir de las 19,  Fernández dará a conocer junto a Kicillof y Rodríguez Larreta; mayores detalles de la estretegia sanitaria oficial, después de analizarla junto a la ronda de consultas habituales con gobernadores, y el Comité de Expertos.

El Ministerio de Salud anticipó la puesta en marcha de nuevos protocolos que se focalizarán en la región metropolitana de Buenos Aires (AMBA), en dónde hoy sumó el 94% de los 718 casos reportados, y acumula más del 80% del total desde el inicio del brote. 

Con el eje puesto en achatar la curva de contagios, se reforzarán los controles en los transporte público, en tanto que se prevé la renovación de nuevos permisos de circulación más rigurosos, que tendrán como prioridad los trabajadores esenciales. Se sumarán recursos en los barrios vulnerables, donde se reportó un aumento de casos de coronavirus, y  una aceleración en la implemetanción de programa "Detectar" para identificar de forma precóz sintomáticos.