El presidente electo, Alberto Fernández, aseguró que Máximo Kirchner, hijo de los ex presidentes Néstor Kirchner y Cristina Fernández, es una de las personas con las que más relación tiene en el ámbito de la política y manifestó que "ojalá" llegue a ser mandatario de la Nación.

"Ojalá Máximo lo sea. Es un chico maravilloso, criterioso, razonable y moderado. Tiene que evolucionar más en política, ¿por qué no podría llegar?", sostuvo al ser consultado  sobre si le gustaría que Máximo llegue a ser presidente durante una entrevista con canal 9.

Por otra parte, hizo una serie de evaluaciones sobre figuras de la política. Entre ellos, destacó al ex ministro de Economía y contrincante suyo durante la campaña electoral, Roberto Lavagna, sobre quien expresó: "Es una de las personas más inteligentes que he conocido en mi vida. Uno le presenta un problema y él trae tres soluciones. Ojalá yo sea como Lavagna; me encantaría tener esa capacidad".

Además, reveló que se reunió con él durante una hora y media. "Le pregunté como veía la economía pero nunca le ofrecí nada. Él no está buscando trabajo", afirmó.

También elogió al futuro gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof. "Una de las cosas que me pone muy contento es trabajar con Axel. Cuando lo conocí dije 'Que lástima que no trabajé con este pibe nunca'", confesó. En cambio, sobre el ex titular de la cartera económica Nicolás Dujovne, ironizó que "era un buen comentarista con whisky a la medianoche en la televisión", pero "fue una tragedia para la Argentina".

En cuanto al senador peronista y ex candidato a vicepresidente por el oficialismo, Miguel Ángel Pichetto, lo comparó con el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro: "Pichetto por momentos se parece mucho a Bolsonaro. A mí me preocupa la vida de la gente, a él no. Pichetto nunca se caracterizó por defender los derechos humanos". Así lo hizo luego de que el legislador le recomiende "dejar de comprar conflictos bolivarianos".

También aseguró que Cristina Kirchner "está bien" e indicó que su hija, Florencia Kirchner, "ahí anda, mejorando" en el tratamiento médico que realiza en Cuba desde principios de año. Además, aseguró que la vicepresidenta electa "se quedó una semana más (en Cuba) porque no tiene sentido que venga a la Argentina en este momento".

Por su parte, destacó que tiene un buen diálogo con el presidente Mauricio Macri. "Hemos tenido siempre un trato respetuoso; no nos parecemos en nada, pero es un trato respetuoso desde que volvimos a hablar" tras las elecciones, contó.

"Lo llamé preocupado por lo de Bolivia, para decirle que corría peligro la vida de Evo Morales; me habló de las dificultades de traerlo a la Argentina, pero yo no estaba de acuerdo. Me dijo que podía ser complejo para traerlo en la transición", reveló. Además, planteó que su gobierno tiene que "abrir las Pymes, una por día, porque Macri cerró 43 por día", y dijo que "la maquinita (para imprimir dinero) la está usando para cerrar un déficit fiscal enorme".

La relación con el exterior

Fernández planteó que con Bolsonaro no tiene que "construir ningún vínculo porque Argentina y Brasil tienen vínculos indisolubles". "La condición para hablar es que el otro tenga ganas de oírlo. Hay que esperar, va a pasar, no quiero precipitar los acontecimientos", aclaró.

Respecto a su diálogo con el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, quedó "satisfecho, igual que con (el presidente de Francia, Emmanuel) Macron". Si bien descartó un viaje a Estados Unidos antes de asumir la presidencia, Fernández consideró que sí iría a Francia. "Con Macron creo que voy a ir antes de la asunción. Macron me sorprendió gratamente. Hablamos una hora. Francia, como España, es un país muy importante para la Argentina porque tiene muchas inversiones", adelantó.

"Argentina está pensando siempre en Estados Unidos, pero no es el mayor inversor en la Argentina. Con Macron hablamos de economía, del FMI, de como estaba la región.. Hablamos de una empresa que explota el litio, de Vaca Muerta...fue una gran charla", añadió.

Sobre Venezuela, analizó: "Hay un serio problema de institucionalidad, la cantidad de exiliados de Venezuela es preocupante, tanto como el ahogo económico que le han impuesto. Ayudemos a los venezolanos a salir con diálogo y democracia. La democracia se arregla con más democracia".

Ver más productos

Stiglitz le dio una mano a Guzmán y y ya habló con el FMI

Stiglitz le dio una mano a Guzmán y y ya habló con el FMI

La devoción del Papa por la Virgen.

La devoción del Papa por la Virgen

Ver más productos