Por Florencia Golender

Una bilateral picante tuvo lugar hoy en la Cumbre del G7 entre el presidente, Alberto Fernández, y el británico, Boris Johnson. "No vamos a avanzar con otros temas hasta que no se sienten a negociar sobre las Islas Malvinas", le dijo el mandatario argentino ante la provocación de su par inglés: "Ese tema está resuelto hace 40 años".

Grupo Crónica sigue todos los pasos de Fernández en el castillo Elmau y accedió a información de último momento sobre la bilateral que finalizó hace minutos.

Johnson arrancó elogiando las "potencialidades que tiene la Argentina como productor", contó a este medio una fuente de la comitiva. Enumeró harina, trigo y gas. Alberto lo interrumpió: "Mientras no se solucione la soberanía de Malvinas no hay otros temas que hablar", determinó.

Fue Boris Johnson el que pidió la bilateral con Fernández. Iba a durar 10 minutos y se entendió media hora.

El jefe de Estado le resaltó que hubo una Guerra y le pidió retomar negociaciones sobre soberanía antes que cualquier otro asunto. "Argentina está lista para retomar el diálogo y las negociaciones sobre la cuestión de la soberanía sobre Malvinas, de acuerdo con las resoluciones de Naciones Unidas. Argentina apuesta por la paz, el fin del colonialismo y la vigencia del derecho internacional", le dijo Fernández.

También se conversó sobre los vuelos de línea: el restablecimiento de vuelos regulares entre las islas y el territorio continental argentino con la línea de bandera nacional es una prioridad para el gobierno del Frente de Todos y lo consideramos un factor fundamental para consolidar la confianza en la relación bilateral entre ambos países.