El presidente Alberto Fernández y el titular de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, analizaron la agenda legislativa prevista para discutir durante la prórroga de sesiones ordinarias. El temario tiene como eje los proyectos de índole económico, entre los que están el Presupuesto 2022, el de incentivos a la construcción y el de fomento agrobioindustrial. 

El encuentro, que duró alrededor de una hora y media, se dio en el marco de un almuerzo en Casa Rosada, donde ambos funcionarios "estuvieron hablando de los proyectos que se van a tratar de acá a fin de año en el Congreso y que le interesan tanto al Ejecutivo como al Legislativo", informó la portavoz presidencial Gabriela Cerruti.

Si bien por el momento no se fijó la fecha de una nueva sesión, más allá de la preparatoria del 7 de diciembre, el mandatario y Massa acordaron avanzar lo antes posible con un paquete de iniciativas que ayuden a reactivar la economía. La Ley de leyes está entre las prioridades, aunque todavía no comenzó a tratarse en la comisión de Presupuesto y Hacienda, que conduce Carlos Heller. Del mismo modo, en los próximos días, se espera poder empezar a discutir el Plan Económico Plurianual, que la Casa Rosada enviará al Congreso durante la primera semana de diciembre.

Otros de los proyectos de interés del Ejecutivo nacional son el de Movilidad Sustentable, el de Hidrocarburos, el Régimen Jurídico para el Sector Autopartista y Automotriz y el de Fomento al Desarrollo Agrobioindustrial, que ya ingresó a Diputados y se presentará este jueves en el salón Pasos Perdidos. 

Para debatir y, eventualmente, aprobar esos proyectos, "se conversa mucho y se busca puntos de acuerdo" con la oposición, indicó Cerruti y explicó que varias de esas ideas ya fueron tratadas en el Consejo Económico y Social (CES) y llegarán al Parlamento "con el acuerdo de diferentes sectores", como "empresarios y sindicatos".

"Esperamos que también sea un buen punto de apoyo para empezar las conversaciones", expresó la funcionaria nacional y evaluó que habrá que "esperar que la oposición se termine de acomodar en el Congreso, después del recambio electoral, y saber bien quien serán los interlocutores".