Faltan 48 horas para la finalización de la cuarentena estricta. El Presidente, Alberto Fernández, convocó al Jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, y al gobernador Axel Kicillof, a las 19 horas a la quinta de Olivos.

El encuentro será para poner sobre la mesa la hoja de ruta a partir del 18 de julio. Las definiciones pasarán sobre qué nivel de apertura tendrá el AMBA. Cada uno de los  funcionarios llevará una lista de prioridades.

No será el único encuentro de la semana. Larreta y Kicillof ya se había reunido el lunes. Hoy volverán a cruzar ideas. La relación entre ambos es fluída y muy buena, reconocieron desde ambos sectores. Los anuncios quedarían para el viernes con el mismo esquema de conferencia de prensa tripartita.

La Ciudad irá a la reunión con el esquema de reaperturas progresivas. El plan que se filtró la semana pasada y que ya fue confirmado por funcionarios porteños será una hoja de ruta que estará divida en cuatro etapas, aunque sin fecha definidas.

Si bien hay una estrategia conjunta con la Provincia de articular las medidas iguales en el AMBA, la situación epidemiológica es favorable en CABA y permitirá no sólo volver a la fase 3 de la cuarentena sino sumar otras actividades. Las autoridades sanitarias reconocen una estabilidad en los números de contagios.

Fuentes cercanas al jefe de gobierno porteño aseguraron a este medio que Larreta llegará con una carpeta de propuestas de aperturas con los respectivos protocolos. El anuncio aún no está definido cuando será. "Puede ser mañana o el viernes. Eso lo definirán hoy en la reunión", confirmaron desde la sede de Uspallata.

Desde la Ciudad aclaron que "aún no están definidas las etapas" de las aperturas pero ya hay un borrador en el que están trabajando los equipos de Larreta.

En la Provincia siguen muy de cerca los datos de contagios y muertes y la capacidad de camas de terapia intensiva. "El punto siempre fue que no colapse el sistema de salud", aclaron desde La Plata ante la consulta de este medio.

Ya dan por seguro la vuelta a la fase 3 del aislamiento social, preventivo y obligatorio. "La idea es si los números dan bien, volver a la fase 3. Esto implica la apertura de comercios e industrias", afirmaron fuentes oficiales.

En la discusión sobre qué distrito será más aperturista, la Provincia se defiende con estadísticas. "Nosotros tenemos el 70 por ciento de la provincia abierta", aclararon. Kicillof no sólo enfrenta el problema de densidad población con respecto a la Ciudad sino que además tiene que consensuar medidas con más de una treintena de intendentes que forman parte del AMBA. "Larreta define sólo. Nosotros tenemos municipios oficialistas y opositores", resaltó un asesor del gobernador.

La administración de Kicillof festeja los resultados de la cuarentena estricta que termina el viernes. Ven que las estadísticas mejoraron mucho con la baja en el uso del transporte. "Lo que esperamos es que se reduzca la velocidad de los contagios", resaltaron desde el entorno del gobernador.

Las próximas 48 horas serán cruciales en GBA. Están entusiasmados con los resultados del aislamiento más duro. "Ese es el resultado esperado. Si eso se logra, tendremos la posibilidad de terminar esta fase de cuarentena y flexibilizar según los efectos que hemos tenido", analizaron en la gobernación bonaerense.