Otra cumbre del Presidente con los gobernadores será el paso previo a la flexibilización de la cuarentena que terminará el 12 de abril. Alberto Fernández convocó desde las 17 a todos los mandatarios provinciales a una videoconferencia con el fin de diagramar una salida gradual del aislamiento social obligatorio.

En el marco del nuevo encuentro, el gobernador Axel Kicillof y el jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, dialogarán con el jefe de Estado en la Quinta de Olivos para avanzar en medidas relacionadas con las dos jurisdicciones más afectadas por el coronavirus, como la Ciudad de Buenos Aires y la Provincia.

La reunión con los gobernadores de los 24 distritos servirá al Gobierno como apoyo político a las medidas que resolverá el Ejecutivo con respecto a la salida del aislamiento. La foto tendrá mayor impacto porque volverá a aparecer acompañado por Larreta, uno de los principales referentes de la oposición, y Kicillof, representante del sector más duro del kirchnerismo.

Uno de los puntos que planteará Alberto es una iniciativa propuesta por el jefe de gobierno porteño para el cuidado de los adultos mayores de 65 años. La intención es que la medida se aplique en todas las provincias.

Antes de que se anunciara el aislamiento obligatorio el 20 de marzo, el Presidente había mantenido una reunión con los gobernadores para informarles de la puesta en marcha de la cuarentena. Ahora la charla será sobre "una flexibilización" pero "no sobre el fin del aislamiento". La apertura gradual de algunos comercios, la puesta en marcha de las obras públicas y privadas y una modalidad restringida en el transporte serán parte de la nueva etapa.