En conferencia de prensa desde la Quinta de Olivos, el presidente Alberto Fernández, tras asegurar que es "un hombre de diálogo" y escucha "todos los reclamos y necesidades", llamó a la "reflexión" y a "deponer su actitud", a los policías bonaerenses que se vienen manifestando por aumentos salariales, y anunció la creación de un "fondo de fortalecimiento financiero" para la provincia de Buenos Aires, que en parte, será destinado a atender las demandas, las que consideró de "legítimas".

"Para mí, la política es diálogo, es buscar un punto de encuentro y coincidencias para ver como se sigue avanzando", comenzó diciendo Fernández, quién subrayó que escucha absolutamente todos "los reclamos, las necesidades de la gente", aunque advirtió que "todo reclamo tiene un modo de hacerse" y no vale cualquier cosa a la hora de reclamar" porque "no todo puede estar permitido".

Dijo que más allá del "reclamo justo que puedan tener quienes tienen que cumplir esas tareas tan importantes," como el de las fuerzas policiales, aseguró que "la democracia es el único camino" y "la constitucionalidad la única forma de resolver los problemas", a la vez que señaló que "parte de las necesidades de los bonaerenses es tener garantizada la seguridad y para eso hay que tener una buena policía".

“Vamos a darle una solución a la provincia de Buenos Aires, pero no vamos a aceptar que sigan con este modo de protesta, y les pido amigablemente, democráticamente, que depongan esta actitud”, destacó Fernández.

En otro tramo, el presidente, quién estuvo acompañado entre otros, por el gobernador Axel Kicillof, la vicegobernadora Verónica Magario; el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa; el titular del bloque del Frente de Todos en esa Cámara, Máximo Kirchner, y por intendentes y legisladores nacionales y provinciales, dijo que confía en que los miembros de la fuerza policial bonaerense "acompañen" al Gobierno nacional "en este momento tan difícil" y adviertan "el esfuerzo que se está haciendo para mejorar los salarios y "construir un país más equilibrado".

El mandatario explicó que el nuevo fondo de financiamiento se conformará con un punto de coparticipación federal que se le asigna a la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y que, pese a que originalmente estaba pensado para que hiciera frente al sostenimiento de su propia fuerza de seguridad, excede ese presupuesto.

“La ciudad de Buenos Aires recibió 2,1 puntos de la coparticipación del Estado nacional y la derivó a la Ciudad para cubrir los gastos para poder traspasar la policía, pero para eso hacía falta solo 1 punto de coparticipación”, detalló, y sostuvo que con el nuevo fondo se está “tratando de reponer un equilibrio que se perdió a mediados de los 80, cuando la provincia perdió 8 puntos de coparticipación”.

Señaló que “nadie puede mostrarse sorprendido por esta decisión” porque “muchas veces hemos hablado de este tema” con el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, y remarcó que “la ciudad de Buenos Aires va a seguir recibiendo los recursos necesarios para cubrir los gastos que representa la administración de las fuerzas de seguridad federales”.

Advirtió además, que la presencia de efectivos policiales en torno a la Residencia de Olivos "generó intranquilidad" en la sociedad, pero remarcó que la institucionalidad "nunca estuvo en peligro".

“Hay muchísimos agentes, suboficiales y oficiales que creen honestamente en la fuerza a la que pertenecen, quiero pedirles que nos ayuden a ver la manera en que ponemos orden a tanto desorden construido durante tantos años, lo merece la provincia y esencialmente los bonaerenses. Este es el modo en el que debemos trabajar, unidos y dialogando”, remarcó.

La  declaraciones del mandatario, tuvieron lugar luego de que la movilización de efectivos de la policía bonaerense en reclamo de un aumento salarial y de mejoras en sus condiciones de trabajo, adquiriera en las últimas horas una escalada de extrema gravedad institucional al momento en que decidieron rodear con patrulleros la Residencia presidencial.

Más temprano y al encabezar un acto donde se anunció un plan de inversión de la Cervecería Quilmes y el relanzamiento del programa Ahora 12, Fernández aseguró que "el Gobierno nacional no se va a hacer el distraído" y "va a afrontar" las necesidades de la provincia y advirtió que los problemas se resuelven "frontalmente" y no "escondidos en los patrulleros, tocando sirenas".

Previo a la conferencia, el presidente se reunió con Kicillof y con los intendentes del peronismo y la oposición de la primera y tercera sección electoral, de la que también participó el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, con quienes analizó las protestas protagonizadas por los efectivos Bonaerenses.

La movilización policial, que diera inició el lunes en el conurbano y en otras localidades del interior de la provincia, expresando legítimos reclamos, con el correr de las horas se comenzó a desmadrar cuando centenares de efectivos rodearon la residencia del Gobernador Kicillof. 

Ante esa situación, en la mañana del martes el Jefe de Gabinete bonaerense, Carlos Bianco, y el ministro Segio Berni (Seguridad) se trasladaron hasta el Centro de Coordinación Estratégica de la Policía bonaerense ubicada en Puente 12, donde tras escuchar los reclamos, anunciaron un aumento salarial que sería oficializado en los próximos días, el que paradójicamente no logró desactivar la protesta, porque los efectivos exigían conocer los índices a ser percibidos. 

Mientras se desarrollaba esa reunión, otro grupo de efectivos bonaerenses, varios de los cuales portaban sus armas reglamentarias, rodearon con móviles policiales la residencia presidencial de Olivos, y pese a que hoy, se hicieron presente el secretario General de la Presidencia, Julio Vitobello y el vocero presidencial, Juan Pablo Biondi,  quienes los invitaron a ingresar para conversar con el jefe de Estado, declinaron el convite, lo que comenzó a arrojar sombras sobre las verdaderas intenciones de los reclamos.

Pasadas las 19, el abogado Gabriel Juricich, quién se presentó como vocero de uno de los grupo de manifestantes, indicó que los efectivos que debían tomar servicios, se comenzarían a retirar, mientras que militantes que apoyaban al gobierno, entre cánticos, se hicieron presentes en las adyacencias de la Quinta Presidencial, lo que generó tensión en el lugar.

La gravedad del accionar policial, que pone en jaque la institucionalidad del país, rápidamente comenzó a recibir repudios de parte de todos los sectores políticos, sociales y sindicales, los que respaldaron también, al gobernador Kicillof.

Más notas de

Horacio Aranda Gamboa

Provincia negociará con cada sector antes de definir los protocolos para la temporada

Provincia recibirá el jueves a empresarios teatrales

Fernández logró oxígeno político para enfrentar a la oposición y la crisis social

El acto del 17 de Octubre le dio oxígeno político a Alberto

La justicia suspendió desalojo en Guernica y Provincia ofreció reubicar a las últimas familias

Provincia ofreció reubicar a los últimos ocupantes de predio de Guernica

El peronismo se abroquela atrás de Alberto y quiere un millón de "asistentes" el 17 de octubre

Alberto será el principal orador en el acto por el 17 de octubre

Alberto anunciará mañana como prosigue la nueva fase de aislamiento social

Alberto anunciará mañana como prosigue la nueva fase de aislamiento social

Cruce de intendentes opositores con Berni por el uso de las pistolas Taser

Grindetti anunció que comprará las Taser para su municipio

Ante la nueva fase de aislamiento, Nación, Provincia y Ciudad comienzan a definir las medidas

Alberto anticipó en La Rioja que el gobierno irá a socorrer a las provincias

El peronismo sale a dar el debate mientras las bases presionan para ganar la calle

El peronismo busca respaldar al gobierno mediante movilizaciones virtuales

El PJ nacional se reúne para debatir el armado del acto del 17 de octubre y respaldar al gobierno

El PJ nacional se reúne para respaldar al gobierno

Kicillof pondrá en marcha un plan para resolver el problema de la vivienda

Kicillof anuncia un ambicioso plan de viviendas en Provincia