El presidente Alberto Fernández tomó la recomendación de los infectólogos y cambió el paradigma: desde la Quinta de Olivos, anunció una nueva fase con distanciamiento social hasta el 30 de agosto, advirtió que "la cuarentena ya no existe" y pidió prudencia porque el problema está "muy lejos" de ser resuelto. Además, celebró la producción nacional de la vacuna de Oxford y consideró que por primera vez "deja ver un horizonte".

Las restricciones contempladas en el aislamiento social, preventivo y obligatorio (ASPO) continuarán "como hasta ahora", aclaró el mandatario pero evitó hablar de "cuarentena" ya que en la Argentina ya no existe "porque la gente circula". "Porque los negocios están abiertos, porque la gente circula, la actividad industrial está por encima del 90 por ciento", resaltó el mandatario nacional.

En este sentido, habló de "cuidado personal": "La realidad es que está en nuestras manos cuidarnos, ya no depende de un Presidente o de un Gobernador, está en nuestras manos". "Para muchos, se ha convertido en un tiempo de no libertad para acercarnos a los afectos, pero ojo que en esos abrazos, en esos encuentros, el riesgo se potencia", alertó.

Sobre la vacuna de Oxford, cuyo componente principal se producirá en el país, estimó que "en los primeros meses del año entrante (estaría lista) y eso nos va a despejar toda la incertidumbre que tenemos hoy" y agregó: "Deberíamos ser más prudentes porque todavía el virus está entre nosotros". Así, alertó sobre las reuniones sociales, que constituyen "el mayor problema" y es donde "el virus circula con mayor facilidad".

"No es un acto de autoritarismo, ni de prepotencia, entiendan que aumentar la circulación, acercar los contactos físicos, es un riesgo. No tengo otra forma de resolverlo", indicó.

 La vacuna todavía no está y mientras esperamos que la ciencia llegue a desarrollarla, la vacuna somos nosotros"

Confirmó, además, que se van a habilitar "los deportes individuales", y a quienes los practiquen les pidió que "no tengan un tercer tiempo de encuentro social porque ahí el riesgo es clave".

Por otro lado indicó que ya son 14 las provincias con circulación comunitaria de coronavirus. "Los problemas de contagio ocurren en encuentros sociales" aseguró y dijo que "los argentinos que reniegan de estas ideas y realidades deberían escuchar al gobernador de Jujuy", Gerardo Morales, donde "el 93 por ciento del sistema de salud está ocupado".

Zonas rojas en fase 1

Según lo acordado con gobernadores, "en las zonas rojas volver a la fase 1"."El problema ya no es el AMBA, se ha diseminado en todo el país", dijo el jefe de Estado y agregó: "Hace muchos meses la Argentina se olvido de la cuarentena, si no salgan a la calle y vean".

Asimismo insistió: “Les pido a cada argentino y argentina que entienden que tenemos que ser muy cuidadosos porque ésta es la realidad, estamos enfermos y el único modo de curarnos es tratar de quedarnos en casa y no exponernos”.

Fernández resaltó además que, más allá de los avances, aún hay que esperar por varios meses la vacuna, por lo que se debe mantener al máximo la responsabilidad individual.

"La vacuna todavía no está y mientras esperamos que la ciencia llegue a desarrollarla, la vacuna somos nosotros", agregó.

“Yo estoy obsesionado con la salud de los argentinos y no con la cuarentena, que en realidad en Argentina hace meses que no existe”, señaló al finalizar su discurso. Además de exhibir las estadísticas y remarcar que “hoy tenemos un problema porque el virus se expandió por todo el país”, el jefe de Estado le pidió a la gente que “acompañe y comprenda el riesgo”.