El presidente Alberto Fernández afirmó esta tarde que la aprobación del proyecto de legalización de Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE) en la Cámara de Diputados es "un paso básicamente en favor de la salud pública y de ser una mejor sociedad, ampliando derechos". A futuro, aseguró que "no sabe cómo terminará el tema en el Senado", pero que tiene la confianza de que "un número mayoritario de senadores entienda la necesidad que estamos viviendo".

"Me parece que eso es un aprendizaje que ha tenido la sociedad toda. Hay como una lectura distinta del tema a la que hubo en 2018", sostuvo el Presidente en declaraciones a FM La Patriada, y agregó que el dato cierto es que "más de 3 mil mujeres desde que volvió la democracia murieron por abortos clandestinos".

El Presidente, que envió al Congreso el proyecto para legalizar el aborto en noviembre pasado, resaltó que es necesario garantizar que, si alguien decide practicar un aborto, "lo haga en condiciones que no pongan en riesgo su vida". "Ayer dimos un paso muy importante como sociedad, prestarle atención a un problema que existe y que debemos resolver desde la lógica de la salud pública", remarcó.

Además, Fernández insitió en que la sociedad "no puede seguir ignorando" la existencia del aborto, ya que eso "condena a la clandestinidad a muchas mujeres y en la clandestinidad sólo se sufre". En este sentido, marcó que "no es un tema religioso, sino de salud pública". "Además, hay que entender que en Argentina conviven muchas creencias y no todas piensan del mismo modo", agregó.

El Presidente explicó que, de acuerdo con el proyecto aprobado en Diputados, el aborto "sigue siendo un delito después de la semana 14". "El 90% de los abortos es con medicamentos, no intervención quirúrgica", añadió.

"La mujer que quiera tener su hijo, que lo tenga, y que el Estado le garantice no solamente lo necesario en el embarazo sino también lo necesario durante los primeros años", dijo el mandatario en relación al Plan de los Mil Días que aprobó el Senado, que plantea un acompañamiento integral a la mujer desde el primer mes de embarazo hasta los primeros tres años de vida de su hijo, mediante programas como la Asignación Universal por Embarazo (AUE) o la Asignación Universal por Hijo (AUH).

En esta línea, el Presidente realizó un balance sobre su gestión luego de un año y celebró que su Gobierno logró levantar "un sistema de salud que no existía" y reglamentar "leyes que amplían derechos", como lo es la del aborto o la reglamentación del cannabis.