Alberto Fernández, candidato presidencial del Frente de Todos, espera que, si se confirma como ganador en las elecciones generales, el Gobierno pueda "conciliar políticas de cambio" con él después del 27 de octubre como parte de la transición que tendría lugar de cara al pase de mando.

"Espero que el gobierno después del 27 de octubre empiece a conciliar conmigo políticas de cambio. Si sigue haciendo lo mismo tendremos estos resultados", remarcó Fernández en diálogo con Radio Con Vos.

En este sentido, aseguró que "sólo" le pidió al presidente Mauricio Macri que "cuide las reservas y lo único que hizo fue gastarlas", con "un goteo diario del 100 millones de dólares para que el dólar cueste lo que cueste", algo que calificó de "incomprensible". "Espero que después del 27 de octubre tenga otra predisposición", agregó.

Sobre el plan alimentario que anunciará este lunes, "Argentina sin hambre", planteó que en un eventual próximo gobierno del Frente de Todos, convocará a "todos" los sectores de la vida social, política y económica. Además, indicó que "si todos donaran el 1% de lo que producen" ayudaría a resolver esta problemática, aunque aclaró que "el Estado tiene que hacer su parte".

Te puede interesar:

"Lo que más me anima es la voluntad de todos, que se dieron cuenta que este no era el modelo", destacó, y en eso incluyó a los empresarios "que alguna vez apoyaron al actual gobierno".

En este contexto, afirmó que Argentina tiene la posibilidad de "pasar de la política de la imposición a la del consenso".

En cuanto a la forma en que proyecta resolver la deuda externa y la posibilidad de ofrecer a los bonistas una salida "a la uruguaya" --con extensión de los plazos de pago pero sin quitas de capital ni de intereses--, subrayó que esa fue "la salida" que ofreció el Gobierno cuando implementó el "reperfilamiento" de la deuda a corto plazo.

"Es cierto que Uruguay hizo un ajuste, pero más ajuste del que hizo Macri, es imposible", apuntó.

Consultado por la necesidad de cerrar el déficit fiscal para afrontar pagos de la deuda, consideró que el sistema actual grava con más firmeza a sociedades que a personas y que "algún cambio en el sector impositivo habrá que hacer, no para poner más presión sobre los que más pagan, sino para sumar a otros que no lo hacen", y mencionó como posibilidad algún cambio impositivo en Bienes Personales.

"La pequeña y mediana empresa tiene que tener un sistema impositivo diferente al de las grandes empresas. Pero hoy tenemos un déficit fiscal de siete puntos. Tenemos que ver cómo hacerlo", apuntó Fernández.

En esa línea, sobre los fondos provenientes de las retenciones a las exportaciones del sector agrícola dijo reconocer que "son incordiosas" pero que "con un déficit fiscal como el que deja Macri es muy difícil pensar en alivianar la presión".

"Quisiera que nos pongamos de acuerdo en cómo resolverlo, no en imponerlo. Vamos a sentarnos a hablarlo y ver cómo lo resolvemos", afirmó el candidato del Frente de Todos.

En cuanto a un posible viaje a Estados Unidos, dijo que no lo descarta, pero aclaró que está más interesado en "recuperar el protagonismo latinoamericano en el mundo y volver a unir partes en Latinoamérica".

"No me preocupa lo que cada pueblo vota sino que entendamos que la unidad latinoamericana es central para poder entrar en la globalización para todos los países latinoamericanos", sentenció.

"Estoy muy contento, muy entusiasmado y muy confiado. Sé que lo que viene no es fácil, nadie debe pensar que hay soluciones mágicas, pero estoy confiado en que todos sabemos la realidad del problema y que tenemos que poner lo nuestro para salir de ahí", manifestó, esperanzado.

Ver más productos

Miles de personas llegaron a la Plaza de Mayo desde distintos puntos de Capital y Gran Buenos Aires.

17 de octubre: una lealtad eterna

En cronishop.com.ar podés encontrar algunos de los mejores vinos y espumantes del mercado.

¿Cómo atraer a los Millennials al mundo del vino?

La Amazonia y la destrucción del mundo

La Amazonia y la destrucción del mundo

Ver más productos