Tras la polémica por los presos políticos, el presidente Alberto Fernández se refirió a la táctica del lawfare que "se instaló" en Argentina y cuestionó las "detenciones arbitrarias" de personas que "llevan años de encierro innecesariamente".

En un video que publicó en su cuenta de Twitter, el mandatario nacional dio un contundente mensaje: "Hay detenciones arbitrarias que no deben seguir ocurriendo. Mucha de esa gente lleva años de encierro innecesariamente porque la ley procesal le permitiría soportar esos juicios en libertad".

Fernández se refirió así sin nombrarlos a los funcionarios kirchneristas que se encuentran aún presos sin condena a la espera de la resolución de sus juicios.

Además, las imágenes incluyen una parte del discurso de asunción del jefe de Estado en el Congreso y destaca: "Hemos visto persecuciones indebidas y detenciones arbitrarias. Una Justicia que decide según los vientos politicos del poder de turno".

Las declaraciones se dan a la par del impulso por parte de senadoras del Frente de Todos de un proyecto para eliminar la prisión preventiva en causas ligadas a la corrupción. La iniciativa, girada a la comisión de Justicia y Asuntos Penales a fines de enero, aplica a los casos que conformen "verdaderos linchamientos mediáticos”, y señala que las publicaciones en los medios “que pudieran haber afectado la percepción pública respecto del principio de inocencia sobre el afectado" es uno de los motivos a tener en cuenta para anular la prisión preventiva.

Asimismo, el video enumera críticas a la gestión de Cambiemos en materia de violaciones a los Derechos Humanos. "El Estado de Derecho fue vulnerado sistemáticamente mediante la aplicación regional de las tácticas de persecusión del lawfare".

"El relator especial sobre independencia de los magistrados y abogados de la ONU, Diego García Sayan, emitió un informe alertando sobre 'la existencia de un plan sistemático y estructural de amedentramiento del Poder Judicial de Argentina'" , continúa.

Y señala: "Designación por decreto en comisión de los jueces de la Corte Suprema. Espionaje ilegal y extorsión contra empresarios y dirigentes opositores. Interferencia de los servicios de inteligencia en la Justicia Federal. Abuso de la figura del arrepentido para extorsionar y obtener falsos testimonios. Armado de causas y detenciones arbitrarias".

En las imágenes la única dirigente detenida que se muestra es la líder de la Tupac Amaru, Milagro Sala.

Semanas atrás, el tema de los "presos políticos" generó miradas cruzadas en el Frente de Todos. El Presidente y el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, coincidieron en que "en Argentina no hay presos políticos, sino detenciones arbitrarias" mientras que  Elizabeth Gómez Alcorta, ministra de Mujeres, Diversidades y Género destacó "en Latinoamérica hubo y sigue habiendo presos políticos", e hizo referencia en particular al caso de Sala.