El presidente Alberto Fernández calificó hoy como "un error" sus dichos acerca de los militares cuando pidió "dar vuelta una página" en el distanciamiento con las Fuerzas Armadas por la "inconducta de algunos" de sus miembros, y pidió que "nadie crea" que niega "el horror vivido".

"No quiero pasar por distraído ante la queja justa. Que un error mío no nos divida. Que nadie dude en qué lugar estoy parado", enfatizó Fernández en su cuenta de la red social Twitter.

Además, el jefe de Estado pidió que "nadie crea" que niega "el horror vivido", y precisó: "Como siempre debemos estar unidos para que el 'nunca más' que pregonamos sea 'nunca más' en la Argentina".

"Hago esta aclaración ante el reproche que algunas víctimas de la dictadura me han hecho por lo que dije. Veo que no usé las palabras pertinentes. Disculpas por ello. Pero no quiero que nadie dude de mi compromiso en favor de la verdad y la justicia", expresó el Presidente.

Las disculpas públicas del jefe de Estado se dan luego de que organizaciones de derechos humanos criticaran las declaraciones. La referente de Madres de Plaza de Mayo - Línea Fundadora Nora Cortiñas calificó hoy como "negacionista" al jefe de Estado por sus declaraciones.

"Yo lamento, rechazo totalmente todas las expresiones del Presidente. No tenía ninguna necesidad de expresarse así, por obligación, por eso pienso que es un negacionista y lo lamento mucho", enfatizó Cortiñas. Reiteró, además, que "no hay posibilidad de reconciliación con los genocidas".

"Según él, tenemos que dar vuelta la hoja y dar por muertos para siempre a nuestros detenidos/desaparecidos, cuando costó más de 40 años la lucha. No tenía ninguna necesidad de dar esas expresiones en el acto con los militares. Esas expresiones lo muestran a cara descubierta", cuestionó Cortiñas.

Y manifestó: "En nombre de las Madres, que seguramente todas pensamos igual, no podemos aceptar dar vuelta la hoja ni cerrar la exigencia de que se abran los archivos y que nos digan qué pasó con todos y cada uno de los detenidos/desaparecidos".

"El Gobierno podrá seguir el camino que decida pero nosotros esto no lo vamos a aceptar jamás. Nunca bajaremos los brazos", concluyó.

El pasado 21 de enero, el Presidente participó de un acto en Campo de Mayo, partido bonaerense de San Miguel, y afirmó que "toda la Argentina debe dar vuelta una página, que nos distanció mucho tiempo por la inconducta de algunos".

En esa oportunidad, el jefe de Estado subrayó que hoy se puede decir que los "hombres y mujeres de las Fuerzas Armadas han nacido como oficiales en la democracia".

"Yo lo celebro y no va en detrimento de nadie. Muchos oficiales trabajaron en la institucionalidad y para la democracia", concluyó.