El presidente Alberto Fernández inició su visita a México, donde se reunió con empresarios que tienen inversiones en la Argentina para dialogar sobre las perspectivas y los desafíos de la economía argentina y presentarles los sectores considerados estratégicos y abiertos a la inversión extranjera directa.

Luego de realizar una exposición ante los magnates mexicanos en el Hotel Intercontinental Presidente México City, Fernández dialogó con ellos y propuso trabajar con las diferentes áreas del Gobierno argentino para poder profundizar las inversiones en estos sectores.

Según trascendió, los empresarios del país azteca indagaron acerca de la inflación que atraviesa la Argentina y los planes para contenerla, uno de los temas que más preocupan a los hombres de negocios.

De la reunión participaron por el grupo Alfa, Armando Garza Sada (Automotriz, Petroquímica, Alimentos); por el grupo Kaluz, Antonio del Valle Perochena (Petroquímica); por Alsea, Armando Torrado Martínez (desarrolladores de restaurantes); por Coppel, David Coppel Calvo (Departamental); por Mabe, José Luis Berrondo Ávalos (producción y comercialización de electrodomésticos); por Rotoplas, Carlos Rojas Aboumrad (Industria de transporte y almacenamiento de agua).

Asistieron también en representación de Arca Continental, Arturo Gutiérrez (Alimentos, Embotelladora); de Ternium, Máximo Vedoya (Siderurgia); de Bimbo, Rafael Pamías (Alimentos); de Coca-Cola Femsa, John Santa María (Embotelladora); de Cinépolis, Miguel Mier (entretenimiento), y de América Móvil, Carlos Jarque (telecomunicaciones).

Se trató de la primera actividad en México del mandatario argentino, quien más tarde tenía programada una visita al laboratorio "Liomont", en la alcaldía de Cuajimalpa de Morelos, donde se completa el proceso de fabricación y envasado de la vacuna para combatir el COVID-19 que desarrollaron la Universidad de Oxford y la empresa AstraZeneca , cuya producción destinada a América Latina se realiza en el laboratorio argentino mAbxience.

También iba a participar por videoconferencia de un plenario virtual sobre lawfare organizado por el PT brasileño, junto al ex candidato presidencial de ese espacio Fernando Haddad.

Fernández viajó al país azteca para participar de las conmemoraciones por los 200 años de su independencia y para seguir consolidando su relación con su par Andrés Manuel López Obrador.

El Presidente estuvo en sus actividades acompañado por los ministros de Relaciones Exteriores, Felipe Solá; y de Economía, Martín Guzmán, y la vicejefa de Gabinete, Cecilia Todesca. También estuvieron los secretarios General de la Presidencia, Julio Vitobello; de Asuntos Estratégicos, Gustavo Beliz; y de Comunicación y Prensa, Juan Pablo Biondi; además del diputado Carlos Selva y el asesor presidencial Ricardo Forster.

Déficit comercial

 

La visita oficial buscará revitalizar el intercambio bilateral, que refleja un gradual deterioro desde 2013, y a la vez equilibrar el déficit para la Argentina, que en 2020 alcanzó los US$ 507 millones.

La relación comercial entre México y Argentina, segunda y tercera economías de latinoamérica respectivamente, es estratégica por el tamaño de sus mercados y se enmarca en el Acuerdo de Complementación Económica N°6 (ACE 6) y el Acuerdo de Complementación Económica N°55 (ACE 55).

A pesar de ese marco estratégico, ambos países alcanzaron en 2020 un intercambio bilateral de US$ 1.383,4 millones, de las cuales para la Argentina fueron exportaciones por US$ 437,8 millones e importaciones por US$ 945,6 millones, con un déficit de 507,8 millones, de acuerdo con cifras oficiales.

Las cifras no sólo reflejan el bajo nivel de interrelación comercial de ambos países con fuertes lazos históricos y culturales, sino que también evidencian una retracción sostenida desde 2015, cuando la balanza comercial sumó un total de US$ 2.553 millones. El resultado alcanzado en 2020 fue a la vez, mucho menos de la mitad del logrado en 2013, cuando el intercambió comercial sumó un total de US$ 3.133 millones.

Más allá del peso que tiene el intercambio de sectores industriales en la balanza, en particular el automotriz, la expectativa oficial está en Impulsar la negociación sanitaria para apertura de mercado mexicano para la carne bovina argentina. A la vez, se busca promover la flexibilización de los requisitos para que exportadores argentinos puedan aprovechar el cupo disponible de arancel 0% en porotos (100.000 toneladas), arroz (150.000 toneladas) carne aviar fresca (300.000 toneladas) y leche en polvo en pastillas.