El presidente Alberto Fernández aseguró que "las condiciones están dadas" para que el proyecto de legalización del aborto del Ejecutivo enviado al Congreso esta semana "se convierta en ley" y se comprometió a realizar los "esfuerzos" necesarios para que la iniciativa se apruebe.

"La diferencia con otros tiempos es que, más allá de la enorme lucha del movimiento feminista, me siento el primer abanderado del reclamo... que el presidente mande un proyecto, reclame su tratamiento y aprobación, se comprometa públicamente diciendo que es necesario, me parece que genera un escenario distinto", consideró.

Sobre la demora de la normativa, el jefe de Estado contó que tras el anuncio en la apertura de sesiones ordinarias del primero de marzo el proyecto estaba "bastante avanzado, pero luego llegó la emergencia" sanitaria y el Gobierno no quiso "sumar más estrés al sistema sanitario aún cuándo es cierto que la mayoría de los abortos hoy se producen por vía farmacológica".

"En el AMBA hace doce semanas observamos una caída sostenida, con una menor utilización de camas de terapia intensiva, y por eso creí que era el momento oportuno", indicó en diálogo con Crónica Anunciada, por Futurock.

Ante las críticas de los sectores que se manifiestan en contra de la iniciativa, indicó que el texto no hace "obligatorio el aborto" , se quejó de la "hipocresía" y advirtió que el objetivo de la ley es "garantizar la vida de la mujer que enfrenta un embarazo". 

"El aborto no es un problema de dogmas religiosos sino más bien de decisiones personales. Yo soy católico pero tengo que resolver un tema de salud pública", lanzó.

El proyecto del Ejecutivo establece, como punto más importante, que cualquier mujer, niña o persona gestante puede solicitar una Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE) por un plazo máximo de 14 semanas de gestación y detalla que pasado ese período, aún se podrá pedir la intervención en caso de embarazo provocado por violación con una declaración jurada pertinente (que no es necesaria en menores de 13 años), o si estuviere en peligro la vida o la salud integral de la persona gestante.