El presidente Alberto Fernández visitaría la próxima semana Jujuy y Mendoza, dos provincias complicadas por la pandemia del coronavirus, tras recibir la invitación de los dos gobernadores de la oposición.

Así lo indicaron fuentes oficiales, que precisaron que el jefe de Estado "tiene la voluntad" de estar "próximamente" en las tierras comandadas por los mandatarios radiales Gerardo Morales ( Jujuy) y Rodolfo Suárez (Mendoza).

Los gobernadores invitaron al Presidente a visitar sus provincias durante la reunión que compartieron el pasado lunes en la Residencia de Olivos, de la que también participó el primer mandatario de Corrientes, Gustavo Valdés.

"Lo charlaron en la reunión pero no lo confirmaron, quedaron en seguir hablando durante la semana", describieron a esta agencia fuentes cercanas al mandatario mendocino.

Respecto del encuentro que Fernández compartió con los gobernadores de la oposición, aseguraron que fue "una buena reunión" en la que no hubo "ningún tipo de reproches".

En sintonía, desde el entorno de Morales destacaron que el Presidente tiene "diálogo fluido" con el gobernador de Jujuy, y afirmaron que "las diferencias ideológicas no entorpecen la gestión".

De esta manera, el Presidente reactivaría la semana próxima su intención de visitar una provincia por semana, según detallaron fuentes de Casa Rosada.

En tanto, Fernández participará este miércoles al mediodía de un acto presencial junto al titular de la Unión Industrial Argentina (UIA), Miguel Acevedo, por el Día de la Industria.

La actividad, que está prevista para las 12.00 en el Centro de Operaciones de Sinteplast en el partido bonaerense de Ezeiza, también contará con la participación del ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas.

Con el propósito de reactivar la "agenda de gestión", el próximo jueves o viernes el Presidente lanzará desde el Conurbano el plan de seguridad para el Gran Buenos Aires, que se trata de un Fondo que Nación destinará a la Provincia y los municipios como parte de un plan integral contra el delito.

El plan integral de seguridad incluirá un programa de reclutamiento de 10 mil nuevos policías, la construcción de módulos carcelarios, la compra de 2 mil patrulleros, equipamiento tecnológico de cámaras y botones de pánico a municipios, y la refacción de 100 comisarías, entre otras iniciativas.