El presidente Alberto Fernández y el jefe del bloque de diputados del Frente de Todos, Máximo Kirchner, se reunieron en la ciudad bonaerense de Baradero con intendentes peronistas de la región para dialogar sobre temas vinculados a la producción y la gestión de la pandemia, después del acto oficial que el mandatario encabezó en ese distrito.

Fernández y Kirchner encabezaron el almuerzo con los intendentes luego de una recorrida por la empresa autopartista metalúrgica Maro SA, que este año empezará a fabricar líneas de soldadura robotizada para la nueva línea de Volkswagen Taos.

Del encuentro participaron los jefes comunales Ricardo Alessandro (Salto); Ricardo Casi (Colón), Ramón Salazar (San Pedro), Carlos Puglelli (San Andrés de Giles), Sergio Dinardi (Carmen de Areco) y Ariel Ríos (Zárate), además del anfitrión Esteban Sanzio.

"Hablamos sobre la producción y la pandemia", indicó Alessandro en declaraciones a Télam, y añadió que la exposición que hizo Máximo fue "sensata y criteriosa, con muy buenas propuestas para la pandemia" de coronavirus.

Si bien numerosos intendentes y referentes del peronismo bonaerense se expresaron en las últimas semanas a favor de que Kirchner asuma la presidencia del PJ provincial, Alessandro indicó que en el encuentro de ayer no se habló de ese tema.

"Lo que sí tenemos claro es que tenemos que seguir todos juntos", sostuvo el jefe comunal en referencia a la unidad del Frente de Todos.

El presidente del PJ nacional, José Luis Gioja, consideró este martes que Kirchner "está con todas las posibilidades de conducir" esa fuerza en la provincia de Buenos Aires, donde existe "una cantera interminable" de dirigentes capaces de asumir esa responsabilidad.

El acuerdo en el peronismo, que se formalizaría entre los próximos meses de febrero y marzo, consiste en que Fernández encabece el PJ nacional al frente de una lista de unidad, del mismo modo que Máximo Kirchner lo haría en el PJ bonaerense.