Tres sedes del Sindicato de Obreros y Empleados de Minoridad y Educación (SOEME), que encabeza el detenido sindicalista Marcelo Balcedo, fueron allanadas esta mañana en busca de pruebas en la causa en la que se lo investiga por presunto lavado de dinero.

Los procedimientos se llevaron a cabo en un edificio del  sindicato ubicado en la Ciudad de Buenos Aires y dos en La  Plata. El objetivo de los allanamientos ordenados por el juez federal de La Plata Ernesto Kreplak fue asegurar los bienes que había en las sedes así como la documentación que pudiera ser útil para la causa judicial por  presunto lavado de dinero que pesa sobre Balcedo.

Por otra parte, se prevé que en los próximos días el magistrado envíe a Uruguay el pedido de extradición para el sindicalista,  que fue detenido junto a su esposa el último jueves en su chacra  frente a la Playa Verde de Maldonado, en ese país.

La defensa del titular del SOEME y director del Diario Hoy de La Plata solicitó que se le permita aguardar la extradición en  libertad, pero la justicia uruguaya se lo negó y le dicto la prisión preventiva por 30 días.

El último viernes se entregó en los tribunales de La Plata el socio de Balcedo, Mauricio Yebra, que también tenía pedido de  detención, pero se negó a declarar. Balcedo está acusado por lavado de dinero y por el  vaciamiento del SOEME y, al ser detenido junto a su esposa Paola Fiege en su vivienda se encontraron casi 500 mil dólares, armas de fuego y automóviles de lujo.

En este contexto, Kreplak dispuso como primera medida  el congelamiento de las cuentas de los imputados y del sindicato para evitar movimientos.
J

uan Fagúndez, abogado de Balcedo, aseguró que el dinero  hallado en la chacra (casi 500 mil dólares, 6.000 euros y dinero  uruguayo) es “producto de 11 años de ahorro” y dijo que “sólo  uno de los autos” es de su propiedad.

En el marco de la causa, también se investiga supuestos  vínculos de Balcedo y Yebra con la banda de narcotraficantes “Los Monos” por la compra de autos de alta gama que fueron secuestrados a la organización.

Germán de los Santos, un periodista santafesino coautor del  libro “Los Monos. Historia de la familia narco que transformó a  Rosario en un infierno”, señaló el viernes en declaraciones a  Radio Mitre que “a partir de mediados de 2015 la PROCELAC y la  UIF empiezan a notar en sus radares vínculos en el entorno de  Balcedo con Los Monos”.

“14 autos secuestrados a Los Monos fueron adquiridos en una  concesionaria de La Plata llamada El Chaquenito a nombre de  indigentes y esos trámites los hace un empleado del SOEME, mano  derecha de Balcedo que se llama Mauricio Yebra. Y esos autos  estaban bajo el control de la familia Cantero, la banda de Los  Monos”, indicó.