Una hosterí. y un complejo de cabañas del municipio fueguino de Tolhuin, cuya titularidad se le adjudica al empresario detenido Lázaro Báez, fueron allanados hoy por integrantes de la división anticorrupción de la Policía Federal Argentina, en la continuidad de una serie de procedimientos similares ordenados por el juez Federal Sebastián Casanello, que comenzaron ayer en la ciudad de Ushuaia.

Las medidas judiciales se vinculan con una investigación periodística realizada por Télam en mayo del año pasado, que reveló ocho propiedades de Tierra del Fuego relacionadas con el empresario detenido por presunto lavado de dinero y negociados con la obra pública durante los gobiernos kirchneristas.

Tolhuin es considerado “el segundo El Calafate” que Báez pretendió fundar a orillas del Lago Fagnano, para generar un polo turístico similar al de la localidad santacruceña, y que luego abandonó cuando se modificó la situación política de la isla.

La comitiva de policías y de una tasadora oficial arribó hoy en horas del mediodía a la hostería “Lo de Vilma”, que según registros oficiales figura a nombre de “Badial SA”, unas de las constructoras de Báez.
El complejo situado a la vera de la Ruta Nacional N°3, a pocos kilómetros del centro de Tolhuin, en la zona central del territorio fueguino, fue adquirido en 2006 por Alfredo Benjamín Zárate, sindicado como el testaferro del empresario en la provincia.

Según el boleto de compra y venta, la operación se realizó por $600 mil de la época, equivalente a 194.805 dólares, y se pagó a través de un adelanto de 64.935 dólares y el saldo en cinco cuotas consecutivas de 80.000 pesos.

El predio, de algo más de cuatro hectáreas, tiene todavía construida una hostería con comedor y parrilla, que se supone Báez pretendía transformar en un hotel exclusivo, destinado a personas de alto poder adquisitivo, y que finalmente no concretó como ocurrió con el resto de los proyectos turísticos en la zona.
Igual que sucedió con la vivienda allanada ayer en Ushuaia, los policías dieron con un cuidador que abrió las puertas de la propiedad y evitó el ingreso por la fuerza.

Los investigadores hallaron en el interior del complejo varias motocicletas de baja cilindrada, además de otros repuestos de motos y una camioneta doble tracción abandonada después de un accidente, aunque, luego de consultas al juzgado interviniente, resolvieron no secuestrar ninguno de los objetos, contaron fuentes allegadas a la causa.

Los efectivos policiales allanaron luego un exclusivo complejo de cabañas con vista al Lago Fagnano, situado sobre una de las márgenes del camino de ripio que conecta la cabecera del lago con el centro del pueblo.

El inmueble identificado catastralmente como Sección T Macizo 35 Parcela 1 figura en el Registro de la Propiedad, igual que las demás propiedades, a nombre de Badial.
El predio de forma triangular, que sigue una curva pronunciada del camino, consta de un sector más antiguo, con cabañas construidas por el anterior propietario, un hombre muy vinculado al ex gobernador fueguino Carlos Manfredotti.

También hay una parte de construcciones nuevas, con terminaciones en piedra y madera de lenga, que incluyen un amplio quincho central, pensado como comedor o zona recreativa.
La imponente construcción rodeada de árboles nunca llegó a inaugurarse, y varios de los empleados que participaron de la obra se quejan, aún hoy, de no haber cobrado la totalidad del dinero pactado por el trabajo.

Al arribar al lugar, la policía se encontró con que varias de las cabañas estaban alquiladas, pero no a turistas sino a personas que residen allí de forma permanente.
El mismo encargado de la hostería “Lo de Vilma”, un empleado del área de catastro del Municipio de Tolhuin, permitió el ingreso de los efectivos al complejo de cabañas.

La tasadora y los uniformados ingresaron después a cada una de las construcciones, las habitadas y las vacías, para tomar nota de la constitución de los ambientes, servicios y comodidades de cada inmueble, en una recorrida que fue presenciada por dos testigos, vecinos de la zona.

La comitiva policial tiene previsto allanar mañana otras propiedades de Báez en Río Grande, entre ellas un campo de 20 hectáreas en las afueras de la ciudad, un edificio de dos plantas donde funciona una agencia de autos usados, y la sucursal de una conocida cadena de gomerías, según trascendió de fuentes cercanas a la investigación.