El dirigente Jorge Altamira negó haber roto con Partido Obrero y afirmó, en cambio, que fue al revés: "Nosotros defendemos al PO y denunciamos que la dirección, convertida en fracción oficialista, ha adoptado una medida arbitraria que no se confiesa a sí misma, porque en lugar de decir que nos expulsan afirman que yo me he colocado afuera", señaló a BAE Negocios.

En este sentido, Altamira aseguró que sigue dentro del partido: "Nosotros nos vamos a llamar siempre Partido Obrero y vamos a hablar en nombre del Partido Obrero". Y añadió que buscará "el reconocimiento de una tendencia pública al interior del partido", para tener así "acceso a ir a las reuniones y a los comités". El dirigente trotskista dice contar con el aval de unos 700 militantes, que, espera, crezca a más de 1000 durante la semana

De todos modos, consultado sobre si apoyará a la fórmula Nicolás del Caño-Romina Del Plá, que se postula por el Frente de Izquierda y de los Trabajadores para presidente y vice, afirmó que siempre apoyará "al FIT en todas sus manifestaciones, como una expresión antagónica de los partidos tradicionales".

Además, Altamira se explayó sobre la denuncia de espionaje que realizó contra la fracción integrada entre otros por Gabriel Solano y que fue uno de los detonantes de la pelea: "Una comisión supo que el correo electrónico de Marcelo Ramal había sido espiado. Y luego esta dirección (por la dirección del partido que, según afirma, lo expulsó) defendió el espionaje interno como método político". Por eso, añadió el dirigente de izquierda, "se está ante un hecho gravísimo que si es denunciado ante la Justicia sería tomado como algo irregular".

Buscará “el reconocimiento de una tendencia pública al interior del partido”

Por último, Altamira habló también de las diferencias políticas que lo separan de los dirigentes que, señala, lo apartaron del partido: "Esta dirección está adoptando una línea parlamentarista, electoralista, que raya en lo absurdo. La campaña tiene un contenido mediático y no es una campaña política profunda".

A eso, añadió que "ellos consideran que la clase obrera ha sido derrotada por el macrismo. Nosotros, en cambio, consideramos que el régimen macrista está completamente en crisis y que Argentina marcha a una rebelión popular".

Más notas de

Javier Slucki

Miles de personas sin luz en CABA por una falla de Edesur

La mayoría de los usuarios afectados son vecinos de la Ciudad de Buenos Aires

Con la vuelta del peronismo al poder volvieron también las plazas populares

Las "patas" en la fuente, una marca registrada del peronismo

Cruces entre los espacios que heredan la avenida del medio

José Luis Ramón

Golpe de Estado: ¿por qué caen los gobiernos en América latina?

Golpes de Estado: por qué caen los gobiernos en América latina

¿Un gobierno de facto constitucionalista?

El Gobierno se desentiende del bono de $5000 para desocupados

Desempleados hicieron fila estos últimos días frente al Ministerio de Producción, en Alem al 600, frente a la incertidumbre sobre el bono

El Frente de Todos amplía el armado de gestión y Marco Lavagna irá al Indec

Lavagna fue felicitado por Fernández y por Todesca

"No sé si este bastón no será el último que haga", afirmó Pallarols

Pallarols, sexta generación de una familia de orfebres, confecciona los bastones presidenciales desde 1983

Cambiemos se diferencia de Macri y afirma que hubo golpe en Bolivia

El Congreso volvió a activarse por la situación en Bolivia tras el letargo del año electoral

Un encuentro con un ojo puesto en la dinámica de los países vecinos