El dirigente Jorge Altamira negó haber roto con Partido Obrero y afirmó, en cambio, que fue al revés: "Nosotros defendemos al PO y denunciamos que la dirección, convertida en fracción oficialista, ha adoptado una medida arbitraria que no se confiesa a sí misma, porque en lugar de decir que nos expulsan afirman que yo me he colocado afuera", señaló a BAE Negocios.

En este sentido, Altamira aseguró que sigue dentro del partido: "Nosotros nos vamos a llamar siempre Partido Obrero y vamos a hablar en nombre del Partido Obrero". Y añadió que buscará "el reconocimiento de una tendencia pública al interior del partido", para tener así "acceso a ir a las reuniones y a los comités". El dirigente trotskista dice contar con el aval de unos 700 militantes, que, espera, crezca a más de 1000 durante la semana

De todos modos, consultado sobre si apoyará a la fórmula Nicolás del Caño-Romina Del Plá, que se postula por el Frente de Izquierda y de los Trabajadores para presidente y vice, afirmó que siempre apoyará "al FIT en todas sus manifestaciones, como una expresión antagónica de los partidos tradicionales".

Además, Altamira se explayó sobre la denuncia de espionaje que realizó contra la fracción integrada entre otros por Gabriel Solano y que fue uno de los detonantes de la pelea: "Una comisión supo que el correo electrónico de Marcelo Ramal había sido espiado. Y luego esta dirección (por la dirección del partido que, según afirma, lo expulsó) defendió el espionaje interno como método político". Por eso, añadió el dirigente de izquierda, "se está ante un hecho gravísimo que si es denunciado ante la Justicia sería tomado como algo irregular".

Buscará “el reconocimiento de una tendencia pública al interior del partido”

Por último, Altamira habló también de las diferencias políticas que lo separan de los dirigentes que, señala, lo apartaron del partido: "Esta dirección está adoptando una línea parlamentarista, electoralista, que raya en lo absurdo. La campaña tiene un contenido mediático y no es una campaña política profunda".

A eso, añadió que "ellos consideran que la clase obrera ha sido derrotada por el macrismo. Nosotros, en cambio, consideramos que el régimen macrista está completamente en crisis y que Argentina marcha a una rebelión popular".

Más notas de

Javier Slucki

La imagen del Gobierno se sostiene pero crecen las preocupaciones económicas

Más encuestados perciben una relación positiva entre Fernández y Larreta que entre Fernández y Kicillof

Prevén una inflación de casi el 40% en 2020 si hay reactivación

El desplome de la demanda recortó por la mitad la inflación que estaba prevista en el segundo trimestre

Los guías de turismo, entre los pedidos de ayuda y la incertidumbre

Los guías de turismo, entre los pedidos de ayuda y la incertidumbre

Desarrollo Social dio marcha atrás con el registro "trabajadores sexuales"

El abolicionismo festejó la marcha atrás y Ammar pidió que se restablezca el formulario original

La economía en cuarentena: los economistas advierten que la crisis se extiende por la crisis de demanda

La economía en cuarentena: del aislamiento a la crisis de demanda

La vuelta a clases traerá polémica: gremios piden más maestros para el modelo virtual-presencial

Las clases presenciales se hallan suspendidas en todo el país desde el 16 de marzo

La pérdida de empleos es significativa y esperan que se agudice aún más

La pérdida de empleos es significativa y esperan que se agudice aún más

La CTA Autónoma recordó el escenario previo a la pandemia, corrosión salarial y flexibilización

Vaca Muerta modificó acuerdos

Alberto Fernández anunció la extensión de la cuarentena hasta el 24 de mayo

El Presidente estuvo acompañado por Axel Kicillof, Horacio Rodríguez Larreta y los epidemiólogos Pedro Cahn y Mirta Roses

Trabajo sexual en cuarentena: crisis para muchas, sexting para pocas

El pago del alquiler de los hoteles residenciales se volvió un problema para las trabajadoras sexuales durante la cuarentena (foto: Ammar)