El candidato a presidente por el Frente de Todos, Alberto Fernández, y el gobernador de San Juan, Sergio Uñac, analizaron ayer el escenario político y social y las medidas económicas que anunció el presidente Mauricio Macri tras el triunfo del peronismo en las primarias.

El encuentro entre Fernández y Uñac se dio pasadas las 16 en las oficinas que ese espacio posee en la calle México al 300, ubicadas en el barrio porteño de San Telmo.

El gobernador sanjuanino confirmó en declaraciones a la prensa que le pidió a su ministro de Hacienda y futuro vicegobernador, Roberto Gattoni, que realice un análisis pormenorizado de los anuncios que hizo presidente a los fines de evaluar la aplicabilidad que tendrían en San Juan.

"He leído las medidas y todo suma; son bienvenidas si impactan en el bolsillo de los trabajadores. Pero debemos considerar que hace tres años y medio estas medidas eran necesarias, y no llegar ahora, cuando el bolsillo de todos está exprimido y las pymes no tienen la rentabilidad necesaria para pagarle a sus empleados y mantenerse como empresa", sostuvo Uñac.

El mandatario provincial advirtió además que si se sigue "alimentando la inseguridad, el dólar va a seguir subiendo" lo que dijo esperar "que pueda detenerse porque esta situación la sufren todos".

Al salir del encuentro con Fernández, remarcó además que "aún no hubo una reunión general de los gobernadores, ni siquiera de los que conformamos el espacio de Alberto".

"Yo quiero ser respetuoso de la investidura presidencial pero su cambio de actitud ha impactado en algunas variables económicas como la tasa, que saltó al 75%. Ninguna empresa puede financiar con esa tasa", concluyó Uñac sobre las decisiones de Macri.