El juez federal Marcelo Martínez De Giorgi concedió hoy la exención de prisión al ex jefe de Gabinete Aníbal Fernández, en una denuncia por supuesta insolvencia fraudulenta a raíz de la presunta venta de dos vehículos afectados a la inhibición general de bienes en la causa Qunita.

El magistrado que quedó a cargo de la pesquisa resolvió que Fernández preste caución juratoria, según informaron a Télam fuentes judiciales. De Giorgi resolvió en sintonía con un dictamen del fiscal federal Ramiro González, quien poco antes se había pronunciado por conceder la exención a Fernández, mientras se investiga una denuncia en su contra por supuesta insolvencia fraudulenta en el marco de la causa por el plan Qunita.

González sostuvo que Fernández no obstaculizará la pesquisa en libertad y recomendó fijarle una caución, según el texto al que accedió Télam. Además, remarcó que tiene fijado domicilio y está a derecho en otras causas que se tramitan en su contra en la Justicia.

Fernández fue denunciado por la fiscal Gabriela Baigún por la supuesta venta de dos vehículos en presunta violación a la inhibición general de bienes dictada en la causa que investiga supuestos sobreprecios y direccionamiento de licitación para la compra de kits para recién nacidos que el Estado iba a distribuir a beneficiarias de planes sociales.

"No se vislumbra cómo el imputado, en el caso de permanecer en libertad, podría obstaculizar el desenvolvimiento de la investigación", concluyó el fiscal. Fernández había presentado ayer un escrito ante el juez federal Martínez De Giorgi donde justificó lo hecho y negó haber violado la inhibición de bienes y además pidió la exención de prisión. El ex funcionario espera ser juzgado por el Plan Qunita junto a otros procesados por el Tribunal Oral Federal 1 que todavía no puso fecha al inicio del debate oral.