El exministro de Energía durante la presidencia de Mauricio Macri, Juan José Aranguren, criticó a los legisladores de Juntos por el Cambio que realizaron denuncias contra la licitación del gasoducto Néstor Kirchner, para conectar el yacimiento de Vaca Muerta en Neuquén con el resto del país, porque destacó que tienen "un desconocimiento total" del tema.

"Algunos legisladores repiten los argumentos de (el exministro de Desarrollo Productivo Matías) Kulfas, con un desconocimiento total, confundiendo el caño, con el diámetro; son temas técnicos", afirmó Aranguren.

En ese marco, señaló: "Flaco favor le hacen a la Argentina si la política se va a meter a diseñar un gasoducto", en una entrevista anoche por el canal TN.

Al respecto, Aranguren aseguró que, "habiendo leído la licitación, no es distinta de todas las que se han sacado".

"Si el exministro de Producción consideraba que la licitación estaba hecha de forma amañada, desde el 24 de febrero en que se lanzó la licitación hasta el 31 de marzo en que se presentó la oferta y hasta el 24 de abril en que se aprobó la única oferta que se presentó, tenía tiempo de haberlo dicho", afirmó el exfuncionario.

En esa línea, puntualizó que "la chapa naval no se puede utilizar", respondiendo a uno de los planteos de Kulfas.

Por su pare, Aranguren explicó que, para la construcción del gasoducto, se utiliza "una chapa especial, una aleación de acero, carbono y con manganeso que tiene que soportar una presión de cien kilogramos por centímetro cuadrado".

"No se puede usar la chapa de una cocina o de una heladera para transportar cuarenta millones de metros cúbicos a cien kilogramos por centímetro cuadrado de presión", subrayó Aranguren respecto del grosor y tipo de chapa que produce la empresa Techint en Brasil y que fue criticado en el off the record que envió el sábado el Ministerio de Desarrollo Productivo.

El off the record precipitó la salida de Kulfas del Gabinete 

Juntos por el Cambio: denuncia sobre el gasoducto

De este modo, el exfuncionario macrista se refirió a las denuncias presentadas por los diputados de Juntos por el Cambio Graciela Ocaña y Waldo Wolff, y al titular de Republicanos Unidos de la Ciudad de Buenos Aires, Yamil Santoro.

La Fundación Apolo, vinculada a Santoro, presentó la primera denuncia contra los integrantes del directorio de Energía Argentina (Enarsa), a partir de la información sobre irregularidades en la licitación del gasoducto que presentó Kulfas, quien fue citado como testigo en la causa que investiga el juez federal Daniel Rafecas

Por otro lado, Ocaña y Wolff acusaron ante la Justicia las presuntas irregularidades en la construcción del gasoducto y solicitaron que se investiguen las declaraciones del exministro, que derivaron en su salida del gabinete.

En la presentación judicial, los legisladores de Juntos por el Cambio recopilaron tanto el mensaje vía redes sociales de la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner, como las declaraciones públicas del propio Kulfas en relación con una supuesta dilación en la construcción de gasoducto.