Frente a la nueva negociación de la deuda y un hilo estrecho en el que quedaron pendiendo los bonos argentinos en "zona buitre", perdiendo más de 8% en promedio y el riesgo país con un salto del 15,6% hasta tocar los 2.856 puntos, el economista Javier Milei señaló que "los números de Argentina no dan para que haya algo que esté bien". 

En declaraciones a BAE Negocios el economista aseguró que el panorama de la renegociación de la deuda ante el "lunes negro" no es muy positivo. "La deuda argentina es el 90% del PBI, y la deuda con los organismos multilaterales a los cuales no podes defaultear es del 20%. Con lo cual, si le pasa a los multilaterales automáticamente te queda cero para darle a los tenedores privados, entonces consecuentemente esa negociación no puede ir bien, no te dan los números", enfatizó. 

Por otra parte, los activos argentinos se vieron afectados el lunes por el derrumbe histórico que vivieron los mercados globales, arrastrados por la mayor caída del petróleo en 29 años, en medio de la guerra de precios entre Arabia Saudita y Rusia además del temor de que la expansión del coronavirus lleve al mundo a una recesión. 

El colapso sumó nuevos problemas al ya complicado proceso de renegociación de la deuda, que entró en su recta final: con títulos a precio de remate, preocupa un ingreso masivo de los fondos buitres.

En consecuencia, Milei comentó que ante una negociación que "ya estaba siendo mal llevada y que estaba generando caída en los títulos públicos que estaba abriendo el riesgo a que entren los buitres", frente a la situación mundial que se esta dando "el panorama se puede complicar aún más".

"Se esta saliendo de los activos de riesgo para ir a los activos seguros; entonces lo que pasa es que esa situación repotencia la caída en la deuda argentina, es decir, que te hace subir más el riesgo país y eso genera mayores posibilidades de que entren los buitres", remarcó Milei.

En medio del desacuerdo de las opiniones entre el gobierno y los acreedores frente a la situación crítica económica que está atravesando el país, el economista mencionó que " Argentina es un defaulteador serial, por lo tanto, para poder tener una relación deuda- producto sostenible, se debería tener un superávit primario equivalente a un monto de intereses, que son cerca de 3 puntos del PBI, por lo que se debería hacer un ajuste de 6 puntos del PBI".

Además, agregó: "Lo que podría hacer que el nivel de esfuerzo fiscal sea menor, es básicamente que vos puedas crecer.  Argentina no crece desde 2011.  En término de PBI percápita estamos en los mismos niveles del 2007, por lo tanto lo de argentina es una economía absolutamente inviable".