La epidemia de neumonía viral de China conocida como coronavirus empieza a preocupar a la Argentina. El Gobierno empezó a tomar medidas para contrarrestar la posible llegada de la enfermedad al país. “Hemos pedido máxima alerta”, afirmó el ministro de Salud, Ginés González García, en diálogo con este diario.

El tema del brote de casos en otros países que no es China, donde suman más de 100 muertos, fue tema de conversación entre el presidente, Alberto Fernández, y el titular de la cartera en un encuentro esta mañana en la Casa Rosada.

El Gobierno inició un protocolo en el caso de que se presenten casos de coronovirus, pese a que la Organización Mundial de la Salud ( OMS) no decretó el alerta mundial. “Veo el riesgo lejano. No ha habido síntomas en nuestro país, pero cualquiera pasajero que lo presente no podrá bajar del avión”, explicó Ginés. El ministerio de Salud dispuso que cualquier persona que venga de un país procedente de China con escalas vía París, Roma o San Pablo tendrá que pasar por un protocolo. “Todo el sistema de sanidad está en alerta”, agregó el funcionario al salir de la Casa de Gobierno. El establecimiento capacitado para recibir supuestos casos de coronavirus será el Hospital zonal General de Agudos Dr. Alberto Eurnekian de Ezeiza. También está trabajando en el tema el Instituto de enfermedades infecciosas Carlos Malbrán.

La administración de Fernández tiene cierto grado de preocupación porque el “virus está mutando” y “no hay vacuna ni tratamiento”. Tampoco se conoce el origen de la enfermedad. “Es vital que estemos preparados con tiempo frente a este tipo de riesgos. A través del Estado debemos proporcionar y poner al servicio de la gente, todas las medidas y acciones que sean necesarias para reducir al máximo posible los efectos de estas enfermedades”, expresó González García.

Ginés y Alberto suelen tener reuniones periódicas sobre temas de preocupación sanitaria. A 24 horas de viajar a Europa, donde varios países presentaron casos de fallecimiento, el jefe de Estado puso especial atención a la epidemia que desató la aerta mundial. También avanzaron sobre otras cuestiones epidemiológicas como el dengue y el sarampión. Sobre este último hay 118 casos distribuidos en Capital Federal y el Gran Buenos Aires. El ministerio avanzar en el objetivo de “bloquear” la enfermedad “revacunando casa por casa”. “Estamos en alerta máxima con el sarampión. No estamos tranquilos pero satisfechos con lo que estamos haciendo”, explicó Ginés. Con respecto al dengue, los casos suman 96 en Argentina, pero el gobierno espera “el pico màxima a fines de febrero”. La mirada del área de salud apunta a una “evolución lenta de la enfermedad”.

Del encuentro participaron el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, y la secretaria de Acceso a la Salud, Carla Vizzotti.