El gobierno chino confirmó que Argentina producirá la vacuna Sinopharm. La noticia fue anunciada ayer por los funcionarios de la embajada del país asiático, quienes explicaron que luego de una reunión entre la ministra de Salud, Carla Vizzotti, y el embajador Zou Xiaoli, ambos gobiernos “realizarán inmediatamente las consultas para arrancar la producción lo antes posible". De esta manera, nuestro país producirá de manera parcial e integral tres tipos diferentes de inmunizantes contra el Covid-19.

"La Embajada de China en la Argentina, como siempre, apoyará el esfuerzo conjunto de ambos países para enfrentar la pandemia y asistirá a Sinopharm en su estrecha colaboración con el país, a fin de elevar la respuesta China-Argentina ante la emergencia sanitaria", agregó el representante diplomático a través de la cuenta de Twitter de la embajada.

 

La reunión ocurrió el pasado lunes y de ella participaron el embajador argentino en China, Sabino Vaca Narvaja; directivos de Sinopharm, en China y Argentina, y representantes de Sinergium Biotech y Elea, los laboratorios encargados de llevar a cabo la producción en el país. Ambas farmacéuticas forman parte del Grupo Insud, propiedad de Hugo Sigman, quien también se encarga de la fabricación de las dosis de AstraZeneca con el laboratorio mAbxcience.

En la reunión del lunes, Vizzotti destacó "la buena voluntad" de ambos gobiernos y de los socios del sector privado, así como la "relevancia estratégica" que significa para el país "la posibilidad de colaborar y ser parte de la investigación y la cadena de producción de vacunas que se utilicen en Argentina y en Latinoamérica en el mediano y largo plazo".

La ministra resaltó el inicio de un cronograma de trabajo conjunto con intercambio de información, procesos de adecuación de insumos y equipos y el control de calidad. Además, Vizzotti también agradeció al embajador chino el envío de los últimos dos millones de dosis "para poder completar esquemas iniciados", y la importancia de seguir contando con vacunas del país asiático mientras se trabaja para la producción local.

¿Cómo funciona la vacuna?

La vacuna de Sinopharm fue desarrollada en colaboración con el Beijing Institute of Biological Products y consiste en una fórmula inactivada, lo que significa que porta una versión del virus alterada genéticamente para ser incapaz de reproducirse, pero que genera una respuesta inmune en el organismo. 
 
Un fármaco basado en un virus inactivado es una de las tecnologías más tradicionales al momento de elaborar vacunas, eso significa que al tener un desarrollo con menor especificación técnica, estas dosis  podrían ser elaboradas en su totalidad en nuestro país.
 

El antídoto consiste en dos inyecciones que deben aplicarse con 21 a 28 días de diferencia. Puede transportarse y almacenarse entre 2 y 8° C y permanecer estable durante 24 meses. 

¿Cuál es la efectividad de la vacuna Sinopharm?

Los resultados del ensayo clínico de la fase 3 mostraron que la vacuna alcanza una eficacia del 79,34% tras la administración de 2 dosis. Acerca de la eficacia con una sola dosis, faltan datos publicados de la fase 3 del ensayo clínico. Por el momento, solo se sabe que los estudios de fase 1 y 2 demostraron un 75% de seroconversión (aparición de anticuerpos) a los 14 días después de la primera dosis

La producción de vacunas en Argentina

Con la confirmación del gobierno chino, nuestro país  pasará a producir de manera total, o parcial, tres tipos de inmunizantes contra el coronavirus. En el caso de las vacunas de Oxford/AstraZeneca, el principio activo de las dosis es producido por los laboratorios mAbxcience en la localidad bonaerense de Garín. Sin embargo, retrasos y dificultades en su embasamiento en México dificultan actualmente su llegada. 

Mientras que en el caso de Sputnik V, en las últimas semanas se anunció que los laboratorios Richmond envasaron en su planta de producción en la localiad bonaerense de Pilar las primeras 21.000 dosis del inoculante, las cuales fueron enviados a Rusia para el control de calidad. 

Si se tiene el visto bueno del Instituto Gamaleya, la farmacéutica argentina podrá comenzar a fraccionar el principio activo enviado desde Rusia en los próximos meses. Más adelante, luego de que se complete la transferencia tecnológica, será capaz de producir las dosis de manera integral.