La Argentina autorizó a realizar en el país estudios de la fase III de la vacuna china contra el coronavirus de Sinopharm Group, que desarrolla el Laboratorio Elea Phoenix, tras su aprobación por parte de la Anmat, anunció este viernes el Ministerio de Salud de la Nación.

"Con una ceremonia en la que participaron autoridades de Argentina y China y de la empresa Sinopharm Group, de China National Biotec Group, y del Laboratorio Elea Phoenix, se anunció el inicio de los ensayos clínicos de Fase III de la vacuna inactivada de origen chino contra la Covid-19", indicó un comunicado de la cartera.

De esta manera, el país llevará a cabo las investigaciones en conjunto con el Laboratorio Elea de la vacuna de Sinopharm Group para contar con una herramienta que pueda prevenir la Covid-19.

“Estamos muy orgullosos de este logro en el que las partes hemos comprometido todo el esfuerzo para que podamos avanzar en forma conjunta y solidaria para obtener vacunas a disposición de nuestro pueblo”, dijo el ministro de Salud, Ginés González García, tras concluir una videoconferencia con la empresa china.

Asimismo, destacó el esfuerzo del país y manifestó “el orgullo argentino de contar con capacidad técnica, desarrollo tecnológico y trayectoria clínica”.

"Es impresionante el enorme trabajo y el reconocimiento internacional que tiene la Anmat (Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica), es también un orgullo argentino contar con un organismo de estas características”, agregó.

En relación a la aprobación del ensayo clínico en fase III por parte de la Anmat, González García sostuvo que "estamos ansiosos de que empiece el estudio para obtener resultados y compartirlos”.

Por su parte, el presidente de Sinopharm Group, Liu Youg, expresó que desde junio se mantienen reuniones y encuentros técnicos con integrantes del Ministerio de Salud y con el embajador argentino en China, Luis María Klecker, con el fin de lograr consensos para la colaboración internacional" y señaló que en las negociaciones también participó la Embajada China en Argentina.

“Aunque China y Argentina están separadas por un océano, están profundamente conectadas de corazón a corazón frente a la pandemia y estamos luchando lado a lado y avanzando hacia el mismo camino”, manifestó.

Se trata de la tercera vacuna que el Gobierno argentino ha negociado. En julio pasado, el laboratorio estadounidense Pfizer anunció que haría ensayos para la fase III de su vacuna con voluntarios argentinos en el Hospital Militar, que ya se están llevando a cabo.

La semana pasada, en tanto, Alberto Fernández anunció un acuerdo con la Fundación Slim para que la vacuna desarrollada por la Universidad de Oxford y el laboratorio anglosueco AstraZeneca sea producida por el laboratorio argentino mAbxcience, propiedad de Grupo Insud.

La vacuna de Sinopharm

Sinopharm es una compañía farmacéutica estatal china. Su presidente, Liu Jingzhen, adelantó esta semana que su vacuna contra el coronavirus empezará a comercializarse para fin de año.

Además, Liu afirmó a un diario del Partido Comunista chino que la vacuna costará menos de 1000 yuanes, unos 140 dólares, y será dada en dos dosis con 28 días de diferencia entre sí.

SinoPharm, que tiene dos vacunas en fase de prueba, posee una capacidad de fabricación anual de 220 millones de dosis, agregó el directivo. 

El plan chino contempla que se vacunen los estudiantes y trabajadores de las grandes ciudades pero no aquellos residentes en zonas con baja densidad de población.

"No todos los 1.400 millones de personas del país tendrán que ponérsela", dijo Liu en una entrevista con el periódico Guangming Daily citada por la agencia de noticias china Xinhua.

Liu, quien es también el secretario del Partido Comunista para SinoPharm, señaló al diario que él mismo se inoculó la vacuna.