El Gobierno expresó su "profunda preocupación" por las violaciones de derechos humanos en Venezuela reseñadas en el nuevo informe de la Alta Comisionada de la ONU, Michelle Bachelet, y afirmó que se debe "encontrar una salida pacífica, política y negociada a esta grave crisis multidimensional" a través de elecciones en Venezuela.

"Señora presidenta, leímos con detenimiento el informe y las recomendaciones. Compartimos con la intervención conjunta pronunciada por Perú la profunda preocupación por la situación de los derechos humanos así como por la grave crisis política, económica y humanitaria que padece Venezuela", comenzó su intervención Federico Villegas, embajador argentino ante el organismo internacional en Ginebra, Suiza.

En tanto, Villegas sostuvo que "esta crisis se ha exacerbado por el incremento de las sanciones económicas y financieras, y por la pandemia del Covid-19, como ha reconocido la Alta Comisionada".

"También coincidimos en que solo el orden constitucional, la democracia y el estado de derecho harán posible garantizar el pleno respeto y ejercicio de todos los derechos humanos en Venezuela", evaluó en su mensaje.

La Casa Blanca y la Casa Rosada

En junio del año pasado Estados Unidos presionó para una "acción militar" en Venezuela si la situación "lo requiere" y trascendió que considera a la Argentina como una pieza clave para su intención de correr a Nicolás Maduro del poder, pero el Gobierno se resiste a ceder terreno en este tema y Alberto Fernández ha insistido la prioridad de crear una mesa de negociación con todos los actores políticos locales.

El secretario de Estado norteamericano Mike Pompeo afirmó entonces que todo estaba listo para que el primer mandatario venezolano abandonara su país “esta mañana”.

En junio de este año, Pompeo llamó a Felipe Solá para hablar del tema. Lo hicieron en una conversación telefónica de 15 minutos en la que se trataron otros temas, como la negociación de la deuda de la Argentina.

Según se sabe, Donald Trump quiere desplazar a Maduro cuanto antes pero Fernández rechaza la estrategia de los golpes de Estado, considera que es un mecanismo repudiable que América Latina experimento con resultados trágicos.

Derechos Humanos

Hoy, en su informe, el embajador argentino afirmó que el país se hace "eco del reciente llamado de la Alta Comisionada en favor de una negociación política inclusiva basada en los derechos humanos y en la restitución de los derechos políticos".

"Nuestra región está llamada a incrementar sus esfuerzos para encontrar una salida pacífica, política y negociada a esta grave crisis multidimensional liderada por los propios venezolanos a través de elecciones inclusivas, transparentes y creíbles", subrayó.

"Entendemos que no son el aislamiento, las sanciones ni la estigmatización el camino apropiado para salir de esta crisis, sino el apoyo, la solidaridad y la utilización de los mecanismos de protección de este consejo", señaló el embajador.

Por último, indicó que la Argentina insta a Venezuela a "cooperar plenamente con este consejo y sus mecanismos, a implementar las recomendaciones hechas por la Alta Comisionada en su informe y a continuar implementando la cooperación con su oficina".