Esta mañana comenzó el paro de bancos de 48 horas en reclamo de un aumento salarial superior al 15 por ciento. La medida afectará a más de 4.500 sucursales de entidades públicas y privadas que operan en todo el país.

A primera hora,  el secretario general de la Asociación Bancaria, Sergio Palazzo, aseguró que el conflicto continuará en tanto y en cuento las cámaras empresarias no acepten dar una suba salarial mejor de la que proponen en la actualidad. 

“Nos han ofrecido reducir a 50% el día del bancario, eliminar una bonificación y un 15 por ciento entre tres cuotas sin clausula gatillo. En esos términos es inaceptable, porque se eliminan rubros y el aumento es bajo, el Banco Central habla de una inflación de 20,3 por ciento”, cuestionó el sindicalista. 

Palazzo ratificó en declaraciones a radio La Red que el gremio acercó posiciones con la Asociación de Bancos Argentinos (ADEBA) y la Asociación de la Banca Especializada (ABE), pero se mantienen muy fuertes las diferencias con la Asociación de Bancos Públicos y Privados (AABAPRA) y ABA, de los internacionales.

Estas cámaras representan a 76 bancos públicos y privados qu. operan unas 4.527 sucursales distribuidas a o largo y a lo ancho de la Argentina, con miles de cajeros automáticos y terminales de autoservicio. 

“Hubo reuniones con algunos presidentes de Cámaras y Bancos, hay Cámaras que están de acuerdo con nosotros. El paro es por las negociaciones negativas. La Banca extranjera es la más complicada”, explicó Palazzo.

Ante la eventual falta de dinero en los cajeros, la primera opción es pagar con tarjeta de débito o crédito, pero si alguien necesita disponer del dinero físico puede acceder a través de los supermercados Coto, Carrefour, La Anónima, Walmart y Chango Más, que dispondrán de plata en efectivo para quienes quieran retirar con su tarjeta, pasando por la línea de cajas de esos establecimientos, siempre que se realice una compra.

Otros de los comercios adheridos a la red Extra Cash son Farmacity y las estaciones de servicio YPF y Axion. Tantos los comercios como los supermercados tendrán un límite de extracción de 5.000 pesos.