A pesar de que el campo arrancó este lunes su paro de cuatro días contra la suba de retenciones a la soja, hubo ingreso de hacienda al Mercado de Liniers y de camiones con granos en los puertos rosarinos.

Entraron 2.516 vacunos provenientes de las provincias de Buenos Aires, Santa Fe, Entre Ríos y Córdoba, y 4.581 camiones con granos a puertos y fábricas rosarinos.

Se registraron ingresos de 3.279 vehículos con maíz, de acuerdo con la información de Williams Entregas, y según señaló la Bolsa de Comercio de Rosario, el lunes pasado el ingreso había sido de 2.645 camiones. Es decir que, tal vez adelantándose al excaso o nulo movimiento que habrá los próximos días, hoy entraron 634 camiones más que el lunes pasado.

Algunos análisis indican que el ingreso de vacunos fue alto porque los animales se acumularon en la previa del inicio del paro a las cero horas de este lunes 9 de marzo, que finalizará a las 24 horas del jueves 12.

En tanto, en las industrias agroalimentarias localizadas en la zona norte de la provincia de Buenos Aires se registraron entradas de 402 camiones, mientras en las terminales portuarias de Quequén y Bahía Blanca la cifra fue de 293 y 72, respectivamente.

Fuentes del sector estimaron que al igual que la llegada de granos a los reductos del Gran Rosario, se trata de cumplir con entregas pactadas.

El paro fue decretado por Confederaciones Rurales Argentinas, impulsado por Carbap y Cartez especialmente, y adhirieron Coninagro y Sociedad Rural Argentina. Federación Agraria Argentina, para no romper la unidad de la Mesa de Enlace, dio libertad a sus bases para sumarse a la medida de fuerza.

En el entorno del presidente Alberto Fernández sostuvieron que el mandatario no se referirá al cese de comercialización del campo en el primer día de su realización.

El que salió a hablar por radio fue el secretario de Relaciones Parlamentarias, Fernando "Chino" Navarro, quien pidió "sensatez y prudencia", porque consideró que hay un componente político-ideológico en la medida.

Navarro abogó por "generar una relación constructiva con el sector agropecuario".

En tanto, Gabriel de Raedemaeker, vicepresidente de CRA, manifestó que "la medida de fuerza se está desarrollando dentro de los parámetros previstos".

Mientras que en declaraciones radiales ratificó la posición de la entidad: "No vamos a cortar rutas ni impedir el paso de camiones. No se pretende molestar al resto de la sociedad".

Este miércoles, en las inmediaciones de Expoagro, en la ruta nueve a la altura de San Nicolás, se concentrarán en una asamblea los productores autoconvocados con tractores y casillas en las banquinas.