El ex titular de la Agencia Federal de Inteligencia ( AFI) Gustavo Arribas aseguró en indagatoria que se enteró de las tareas de inteligencia que agentes del organismo habían realizado sobre Cristina Kirchner a través de los medios de comunicación, y que las mismas formaban parte de procedimientos de prevención ante posibles hechos antisistémicos.

Así lo hizo al prestar declaración indagatoria ante el juez federal de Lomas de Zamora Juan Pablo Augé, en un trámite que duró más de cuatro horas en las que se defendió y negó haber hecho inteligencia ilegal sobre el Instituto Patria y el departamento de Recoleta de Cristina Kirchner en 2018, tal como se le imputa. No respondió preguntas.

Asesorado por el abogado Alejandro Pérez Chada, el ex funcionario explicó que la AFI había recibido en 2017 alertas por posibles hechos antisistémicos en vistas a eventos internacionales que se iban a desarrollar el año siguiente en la Argentina: la cumbre del G-20 y los Juegos Olímpicos Juveniles.

En función de ello, recordó que se había informado a la Justicia sobre esas alertas y que por ello se los autorizó a tomar medidas de prevención para descartar las amenazas, hasta que el 7 de agosto de 2018 se enteró por los medios de comunicación que un vehículo con tres agentes del organismo había realizado tareas en el Instituto Patria.

El empresario ligado al fútbol y cercano a Mauricio Macri también dijo que él había creado una serie de controles internos en la AFI, para intentar dar aires de transparencia, al tiempo que detalló las explicaciones que dio ante la Comisión Bicameral que investiga las tareas de inteligencia del Congreso una vez que se detectó la presencia de la AFI en el Instituto Patria.

Por otra parte, el ex "Señor 5" deslindó la responsabilidad inmediata en las operaciones investigadas en el entonces Director de Contrainteligencia Martín Coste, también imputado en esta investigación.

Al ordenar las citaciones de Majdalani y de Arribas, el juez Auge sostuvo que ambos habrían tenido responsabilidad en el espionaje ilegal que protagonizaron ex agentes, entre ellos el ya procesado Alan Ruiz, mediante "vigilancias, observaciones", almacenamiento de datos, generación de informes sobre personas "por el solo hecho de su pertenencia político partidario, social, sindical y/o cultural", según la resolución.

A Majdalani y Arribas se les atribuye, además, haber firmado una nota desde la AFI para ser entregada a la Comisión Bicameral de Fiscalización de los Organismos de Control y Actividades de Inteligencia del Congreso, en la que negaron la existencia de espionaje ilegal alguno, el 9 de agosto de 2018.

En su declaración de ayer, Majdalani, -quien fuera subdirectora de la AFI en el gobierno de Macri- negó haber ordenado o participado de maniobras de espionaje ilegal en 2018 contra Fernández de Kirchner y pidió que sea apartada del caso la fiscal, a quien acusa de haber perdido la objetividad.