El ex titular de la Agencia Federal de Inteligencia ( AFI), Gustavo Arribas, negó "terminantemente haber cometido delito alguno" durante su desempeño en el cargo, al presentar un escrito en la causa que investiga el posible espionaje ilegal de correos electrónicos a políticos, dirigentes y periodistas.

"amás dispuse, formal o informalmente, la interferencia indebida de comunicaciones o correos electrónicos de ninguna especie", aseguró en un escrito entregado al juez federal Marcelo Martínez De Giorgi a cargo del caso.

El ex funcionario sostuvo que  "los hechos contenidos en la denuncia radicada por la doctora Caamaño son graves, por lo que, desde ya, señalo mi preocupación e interés por que sean investigados, en aras del descubrimiento de la verdad".

Arribas designó a Gustavo Presman como perito de parte para intervenir en una pericia dispuesta al disco rígido que originó la denuncia. El escrito fue presentado con el patrocinio de sus abogados Alejandro Pérez Chada y Andrés Coronato, tras haber tomado conocimiento del contenido de la denuncia.

Arribas sostuvo, en respuesta a la denuncia presentada en su contra por la actual interventora de la AFI, Cristina Caamaño, que ha "respetado y cumplido siempre los lineamientos establecidos en la Ley 25.520, de Inteligencia Nacional".