La Unión del Personal Superior y Profesional de Empresas Aerocomerciales ( UPSA), que conduce el secretario genral Raúl Fernández activó esta noche en la Latam asambleas generales. Las mismas se desarrollaron en el aeropuerto internacional de Ezeiza, sin horario de finalización, en rechazo de "la paritaria ya vencida" y en reclamo de un adelanto salarial según el proceso inflacionario detallaron desde dicha unión. Con lo cual lo que se anticipaba, en torno a un nuevo conflicto aeronáutico, se desató.

El secretario de Prensa del sindicato, Marcelo Uhrich le confirmó a la agencia Télam que las deliberaciones de trabajadores tenían lugar en el Aeropuerto "Ministro Pistarini" las cuales también iban más allá del conflicto salarial e incluían otros reclamos.

En principio, las reuniones tuvieron lugar enlas secciones de tráfico y operaciones, aunque UPSA no descartó la posibilidad de extenderlas a otras áreas si no hay respuestas.

Los trabajadores nucleados en ese gremio exigen, además del adelanto salarial por inflación, un inmediato incremento paritario, y rechazan de forma absoluta "la autorización para operar en la Argentina de las aeronaves con matrículas extranjeras", puntualizó.

"Ello está prohibido por ley", sostuvo Uhrich, quien afirmó que no obstante "esa estipulación legal, la empresa y el gobierno decidieron hacer lo que les viene en gana".

Las deliberaciones de los trabajadores en asambleas comenzaron poco antes de las 19.45 y "no tienen horario de finalización", indicó el dirigente, quien sostuvo que ese tipo de protesta continuará hasta que Latam ofrezca "respuestas positivas".