Los 44 tripulantes del submarino ARA San Juan, que fallecieron cuando explotó y se hundió la embarcación, recibieron el ascenso port mortem al grado inmediato superior. A través del Decreto 212/2020, publicado ayer en el Boletín Oficial, el presidente Alberto Fernández oficializó la medida, que había sido anunciada meses atrás por el ministro de Defensa, Agustín Rossi y ratificada por el jefe de Estado el pasado domingo durante el discurso de apertura de sesiones ordinarias. El decreto establece que el objetivo es "reparar el valor profesional del desempeño del citado personal militar".