"Lo que va a pasar con las tarifas de electricidad, y eso ya lo puedo decir porque depende de nosotros, es que en la provincia están sinceradas en un 75%", dijo la gobernadora. Aclaró, de todos modos, que su criterio, ahora que están bajo la órbita provincial, es que se mantengan los incrementos por inflación y por rebaja de subsidios. "Lo que pueden esperar los bonaerenses es aumentos por inflación, porque la inflación hay que reconocerla y no volver a hacer lo de antes, de aumentar cero. Y seguramente va a haber un pequeño aumento porque se va a ir achicando el subsidio por generación".