A 24 años del atentado a la AMIA, las autoridades de la mutual judía le reclamaron al Gobierno "acciones concretas que demuestren su verdadero interés de lograr la captura de los acusados" para esclarecer el caso. 

En un nuevo homenaje a las víctimas, el presidente de la AMIA, Agustín Zbar, enfatizó que "no alcanza" con que un juez dicte un exhorto pidiendo la detención,  y remarcó: "Sabemos quiénes tomaron la decisión de poner la bomba y quiénes la ejecutaron".

 "Al Gobierno le requerimos acciones concretas que demuestren su verdadero interés de lograr la captura de los acusados y que la causa es de verdad una causa de Estado", sentenció Zbar, quien también le reclamó al Gobierno "involucramiento" para atrapar a los autores del atentado. 

Cientos de personas llegaron a la sede de la entidad, ubicada sobre Pasteur al 633, en el barrio porteño de Balvanera, para recordar a los 85 fallecidos en el ataque terrorista de 1994.

"No podemos permitir que los acusados iraníes puedan traspasar las fronteras de su país, donde se los protege, con tanta impunidad. Tenemos que hacer más para atraparlos y que rindan cuentas en la Argentina", sostuvo Zbar.

Sin la presencia del presidente Mauricio Macri, concurrieron al acto el jefe de Gabinete, Marcos Peña; la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich; el ministro de Ambiente, Sergio Bergman, y el secretario de Derechos Humanos, Claudio Avruj, entre otros funcionarios.

El encuentro, conducido por el periodista Luis Novaresio, contó como uno de sus oradores al secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, como uno de los oradores principales.

Almagro sostuvo que el atentado a la mutual "nos hace sentir el horror cerca" y resaltó que "la sociedad entera no puede tolerar la impunidad" de los responsables.

"Somos todos argentinos y somos todos judíos cuando recordamos a las personas que murieron a causa de una expresión brutal del odio", señaló el secretario general de la OEA.

El referente internacional aseguró que "la Argentina no está sola" ya que "todos los países están obligados a colaborar" con el esclarecimiento del ataque: "El encubrimiento o la impunidad son otro golpe a los familiares de las víctimas", manifestó Almagro.