El presidente Alberto Fernández planteó la aspiración de que la Argentina sea "miembro pleno" de los BRICS al participar en forma virtual de la XIV Cumbre de Jefes de Estado del grupo que integran Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica. Además, ante la guerra de Rusia con Ucrania, remarcó que "ni el trigo ni los alimentos pueden convertirse en un arma de guerra".

"Aspiramos a ser miembros plenos de este grupo de naciones que ya representa el 42% de la población mundial y el 24% del producto bruto global", expresó el mandatario argentino, al exponer en forma virtual desde la Residencia de Olivos.

Como argumento, el Presidente expuso: "Somos proveedores seguros y responsables de alimentos, reconocidos en el ámbito de la biotecnología y en tecnología logística aplicada. Esto significa que no solo somos capaces de producir y exportar alimentos. También sabemos suministrar servicios y formar especialistas para que otros países hagan crecer su eficiencia productiva y mejoren así la calidad de vida de sus habitantes".

"Tenemos grandes recursos energéticos", sumó Fernández. "Contamos con la segunda reserva mundial de shale gas y la cuarta de shale oil. Empresas argentinas y extranjeras no solo explotan de modo no convencional energías fósiles. También incursionan en la explotación del litio, del hidrógeno verde y de otras energías renovables".

Argentina en los BRICS

La Argentina participó del encuentro gracias a la invitación personal que realizó este año a Fernández el propio presidente de China, Xi Jinping, durante como parte del 50° aniversario del inicio de relaciones diplomáticas entre ambos países. Además, el mandatario argentino ejerce la presidencia pro-témpore de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac).

Con la participación en esta cumbre, la Argentina da un paso de relevancia estratégica con el horizonte puesto en incorporarse al foro: los BRICS es un grupo de fuerte peso geopolítico y económico que une a las dos potencias más grandes después de Estados Unidos (China y Rusia) con emergentes de Asia, África y América Latina.

Al exponer ante sus líderes esta mañana, Fernández se refirió a la invasión rusa a Ucrania: "Quiero alzar mi voz para que el mundo entero entienda que aunque la guerra se libre en Europa, sus consecuencias trágicas repercuten en América Latina y el Caribe, en África y en todo el hemisferio sur. Somos la periferia que padece".

"Como lo ha señalado el Papa Francisco, ni el trigo ni los alimentos pueden convertirse en un arma de guerra, ni la persona humana puede volverse moneda de cambio. La paz no solo es necesaria. La paz es urgente porque es urgente hacer un mundo más igualitario", sostuvo el jefe de Estado argentino.