El ex secretario de Coordinación del Ministerio de Planificación Roberto Baratta se negó a declarar en una de las causas del escándalo Odebrecht por el supuesto cobro de sobornos para obras de AySA y presentó un escrito.

Baratta, quien actualmente está detenido por la causa de los cuadernos, fue trasladadoal juzgado del magistrado Sebastián Casanello. El ex secretario es uno de los imputados en la causa en la que el juez investiga el supuesto pago de sobornos por parte de la constructora brasileña Odebrecht a funcionarios argentinos para acceder a las obras de AySA. Se trata de la construcción de dos plantas potabilizadoras: una Paraná de las Palmas, en Zárate; y la otra en la localidad bonaerense de Berazategui.

Además del pago de sobornos también se sospecha que la licitación estuvo direccionada a favor de Odebrecht. "Me encuentro vinculado a esta causa en virtud de un imaginativo e imaginario relato de los acusadores", sostuvo Baratta.