Los militantes de la organización Barrios de Pie levantaron esta tarde el corte en la avenida 9 de Julio y suspendieron el acampe previsto frente a la sede del Ministerio de Desarrollo ante “las promesas de reuniones con funcionarios” de esa cartera para discutir la posibilidad de encauzar el reclamo para que se amplíen las políticas alimentarias hacia los sectores vulnerables.

El movimiento social había movilizado desde la Iglesia de San Cayetano en Liniers, y tras pasar por el Congreso para dejar un petitorio a favor del tratamiento urgente de una ley que declare la emergencia alimentaria, se concentró frente a la sede ministerial a la espera de una respuesta del Gobierno.

“El plan de contención del Gobierno Nacional es focalizado y alcanza a unas pocas familias. Para nosotros, está no es una verdadera respuesta al problema de la pobreza y la malnutrición.
Debe sancionarse con urgencia una ley de emergencia alimentaria y deben fortalecerse los comedores escolares para que niños y niñas puedan completar en la escuela una dieta saludable”, apuntó el coordinador nacional de Barrios de Pie, Daniel Menéndez.