Las instituciones de la medicina privada se mostraron sorprendidas por el retroceso del Gobierno Nacional en el aumento de las prepagas y el presidente de la Unión Argentina de Entidades de Salud del sector privado (UAS) y dueño de Swiss Medical, Claudio Belocopitt, aseguró que “hay una infinidad de fantasías que no tienen ninguna lógica” con respecto a cómo administrar el sistema de salud.

“Una de esas fantasías es crear un sistema único de salud para tener el poder completo. Porque si vos creás un sistema único de salud, no solo lo vas a administrar, sino que además vas a disponer qué droga entra y cuál no y otras cuestiones más”, aseguró Belocopitt, quien se mostró molesto por el retroceso del Poder Ejecutivo en los aumentos.

El presidente de Swiss Medical Group criticó al Gobierno y consideró que no se puede “deteriorar el sistema privado a límites que uno no esté en condiciones de dar respuesta para luego decir “venimos nosotros a solucionar el problema” cuando en realidad el problema lo generaste vos”, según dijo en declaraciones a Radio Mitre.

Belocopitt también realizó un panorama de cómo se encuentra el esquema tarifario de la medicina privada y las prepagas y sostuvo que “el sistema de salud en 2020 solo tuvo una actualización del 10% en diciembre y se cierra con un 35% de inflación. Solo con esa foto te das cuenta de que hay un diferencial contundente en materia de ingresos y costos”.

El empresario se refirió al tema en varias oportunidades durante el año pasado a causa de la pandemia y a las dificultades que tienen las empresas privadas para afrontar los costos de los tratamientos con la baja en el pago de las cuotas que trajo el parate económico y la creciente demanda de insumos por el coronavirus.

“De acuerdo a los rumores, todos los argentinos estarían dentro del mismo sistema de salud. Y eso es algo que no sería necesario implementarlo si la atención pública funcionara bien. Esto implicaría también avanzar sobre las obras sociales... Son todas versiones, pero lo cierto es que congelar las tarifas por debajo de los costos es absolutamente peligroso”, comentó Belocopitt.

La vicepresidenta, Cristina Fernández, afirmó que la Argentina debía “repensar un sistema de salud integrado”, tras criticar el funcionamiento de la organización actual “dividido en tres sistemas: público, privado y obras sociales”. 

“Todas las cámaras estamos trabajando en conjunto analizando los pasos a seguir para procurar salvar al sistema privado de salud, una herramienta vital para la Argentina y protegerlo porque es aquel por el cual los afiliados han optado voluntariamente”, concluyó Belocopitt.