El ministro de Seguridad bonaerense, Sergio Berni, criticó a los intendentes que presentaron iniciativas para comprar pistolas Taser y les aclaró que no pueden hacerlo ya que esa decisión depende de la Policía Bonaerense y de la cartera provincial que conduce. 

Durante los últimos días, varios mandatarios del conurbano que pertenecen a Juntos por el Cambio mostraron intenciones de adquirir las pistolas eléctricas, como Néstor Grindetti, de Lanús. Sin embargo, Berni le remarcó que "ese distrito no tiene Policía, sino que es la Bonaerense" la encargada, y pidió "dejar de hacer demagogia y de mirar las encuestas para saber qué tenemos que decir a la mañana".

Berni llamó a la radio La Red para responder al secretario de Seguridad de Lanús, Diego Kravetz, quien había salido al aire minutos antes para hablar sobre la ordenanza que envió Grindetti al Concejo Deliberante de Lanús para comprar 30 pistolas Taser con el objetivo de que sean usadas por los agentes en zonas de alto tránsito.

"Lanús no tiene Policía y si quieren comprar pistolas Taser, las podrán usar entre los funcionarios", ironizó Berni, y criticó que "no puede ser que los intendentes se apropien de la Policía local en las buenas, o para hacer campaña y demagogia, y después cuando tienen los problemas, la desconozcan".

El ministro señaló que, al hacer una encuesta dentro de la Policía local, "los agentes no sabían si su jefe era el responsable de la Policía o el intendente y, si el propio efectivo tiene semejante confusión, menos la sociedad, que no conoce la orgánica policial". "Empecemos a clarificarle a la población cómo son las cosas", pidió.

Al respecto, consideró que "hay que dejar de hacer demagogia y pensar en cómo aplicar el Plan Integral de Seguridad, que se trabajó con el Gobierno nacional y para el cual el presidente Alberto Fernández destinó una partida para ese plan".

La iniciativa del municipio de Lanús fue apoyada por el intendente de Vicente López, Jorge Macri, quien ayer tuiteó: "Imitando la iniciativa de Grindetti, creemos que las pistolas Taser son una herramienta fundamental para reducir las lesiones en situaciones delictivas, tanto para los efectivos como para terceros".

Otros intendentes de Juntos por el Cambio también aseguraron que planean comprar las pistolas eléctricas, como Julio Garro, de La Plata, y Diego Valenzuela, de Tres de Febrero. También Diego Santilli, vicejefe de Gobierno porteño y ministro de Seguridad de la Ciudad de Buenos Aires, había anunciado su intención de adquirir las Taser luego de que un hombre con problemas psiquiátricos matara a un policía federal en Palermo en medio de un confuso enfrentamiento.

"Los intendentes están discutiendo cómo se apropian de esa partida (del Plan Integral de Seguridad) y qué es lo que van a hacer de ella, cuando esa partida es para equipar de una vez y para siempre a la Policía, en lugar de que cada uno compre lo que quiera para una Policía que no le es propia", cuestionó Berni sobre el planteo de adquisición de las Taser.

Para el funcionario provincial, es "una falta de respeto que se hable de las Policías locales porque cuando cometen errores, la culpa es de la Bonaerense y muchos se apropian de la Policía local en las buenas y en las malas, la desconocen".

"La Policía depende de un solo mando, que es el jefe de Policía y el ministro de Seguridad; no podemos mirar las encuestas y decir 'queremos las Taser'", aseveró.

Por último, luego de escuchar a Kravetz, Berni manifestó: "Escuchaba hablar sobre el precio y me parece que tienen un desconocimiento total, porque no importa cuánto vale la pistola en sí misma, sino que lo que es muy caro es todo el sistema de control y, por sobre todo, el entrenamiento con las Taser".