La agrupación Celeste y Blanca del Sindicato de Pasteleros denunció que este martes la firma Bimbo Argentina le comunicó al personal de la planta de congelados, ubicada en la localidad bonaerense de San Fernando, que no reconstruirá ese establecimiento el cual resultó destruído por un incendio y despedirá a los 300 trabajadores “abonando las indemnizaciones al 100%”.

“Una alimenticia que cierra en medio de la crisis sanitaria y económica sin precedentes en el mundo”, manifestaron desde la oposición a la conducción gremial a través de un comunicado de prensa exigiendo el cumplimiento de las normas antidespidos en la crisis Covid y exigiendo la reacción de la conducción de su sindicato y la intervención de los ministerios de Trabajo de la Provincia de Buenos Aires y Nación.

No va más

Apuntan que Bimbo México decidió no reactivar el establecimiento que el 10 de mayo se incendió: “y desde ese momento la empresa no hizo nada para reconstruir el lugar”, acotaron.

La compañía abonó los últimos salarios y se comprometió a pagar el total de las indemnizaciones al personal, según lo comunicaron sus representantes, durante una reunión que se realizó en la playa de estacionamiento de la fábrica.

Los trabajadores comunicaron que volverán a ese lugar el viernes, en defensa de sus puestos de labor y para definir los pasos a seguir.

“Es imprescindible la más amplia solidaridad de todos los sectores de trabajadores y de los sectores populares de nuestro país con estas familias que se quedan en la calle en el peor momento de nuestra historia”, reseñaron en el texto difundido a la prensa.

En cuanto a circunstancias que enmarcaron en la previa del siniestro apuntaron que “representantes de la empresa habían expuesto en varias ocasiones que la firma quería deshacerse de esa planta de productos congelados”, razón por la cual sustanciaron que el incendio “parece haberles dado excusa perfecta para un plan que ya tenían hace tiempo”.