El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, aseguró que está "listo para recibir" a su par argentino, Alberto Fernández, si decide viajar al país vecino, luego de haber tenido varios cruces y cuestionamiento entre ellos. Aún así, hizo fuertes críticas contra el modelo económico que plantea el Frente de Todos y consideró que en el pasado han sido "un fracaso".

"Argentina, no quiero hablar de la Argentina, pero sí, estoy listo para recibir a Fernández. Si viene acá, será recibido como cualquier otro jefe de Estado. Como debo recibir al embajador o al canciller de la Argentina de la misma manera en los próximos días", aseguró Bolsonaro a periodistas en la puerta del Palacio de la Alvorada, su residencia presidencial.

El próximo miércoles será la primera visita de trabajo que realizará el canciller Felipe Solá al principal socio comercial argentino. Lo acompañará el designado embajador en Brasilia, Daniel Scioli, quien visitó San Pablo el lunes y martes pasados como parte de su gira para abrir el diálogo con las fuerzas productivas brasileñas.

La predisposición a recibir tanto a los funcionarios como al propio Fernández contrastan con la dura postura que tuvo Bolsonaro contra el presidente argentino incluso desde la época de las elecciones: ambos cruzaron contundentes críticas el uno hacia el otro, y Bolsonaro decidió no estar presente en la asunción del líder del Frente de Todos. En su lugar, envió al ministro de Ciudadanía, Osmar Terra.

De todas formas, Bolsonaro no perdió oportunidad para oponerse al programa económico que impulsa el nuevo gobierno para hacer frente a la crisis que dejó la gestión anterior. "Pero miren las medidas económicas que está tomando la Argentina, acá nosotros en Brasil las tomamos en el pasado y fueron un fracaso. La historia es buena para eso, para no cometer los mismos errores", afirmó, sin detallar a cuáles se refería.